martes, 18 de octubre de 2011

MISMAS CIFRAS, DISTINTOS TÍTULOS: 'CONTAGIO' (1,1M€) SUPERA A 'MIENTRAS DUERMES' (0,8M€)

Yo empezaría a preguntarme cuales son las características del consumidor medio de cine en España. Si son las mismas que unos años atrás o si han cambiado. Dejando a un lado las razones que puedan haber llevado al cambio, me preocuparía de saber si el grupo potencialmente más amplio y atractivo está en condiciones de volver a ser el determinante en el consumo y qué se debe hacer para que eso suceda. Y para que suceda a corto o medio plazo.


Con la falta de datos que caracteriza a nuestro mercado, he de guiarme por la intuición. Y eso no acaba de satisfacerme. Disculpas, pues, por adelantado. Tengo la impresión de que el grupo de edad de entre 15 y 30 años, el que ha sido el gran consumidor de cine durante las últimas décadas, ya no consume como antes. Ni en cantidad ni en calidad. Los contenidos que le atraen puede que sean hoy otros distintos a los de ayer. Y si no recibe mensajes acordes a esos nuevos gustos, no se siente atraído y acude menos a los reclamos, a las salas.


De ser eso cierto, habría que empezar a preguntarse si los mensajes se mandan y se hacen llegar de forma correcta, si el producto es el adecuado, si existe la posibilidad de recuperar a ese público. Mientras tanto, cuidar al otro, al que sí está acudiendo. Pero sin olvidar que, quizás, sin los más jóvenes el conjunto del mercado será otro muy distinto. En composición, en gustos, en hábitos de consumo en las salas, y, por tanto, en el conjunto de ingresos que genere para los cines y para el conjunto de la industria.


Lo he repetido varias veces: investigación, estudio de resultados, objetivos, acciones. ¿Garantiza eso que saldremos de la crisis en un santiamén? En absoluto. Pero al menos tendríamos datos fiables de dónde nos encontramos, hacia donde queremos ir y cómo queremos llegar.


Sólo así se entiende ésta sucesión de semanas sin ningún estreno recaudando más de 1.500.000€, ocho consecutivas, con sólo una de ellas superando los siete millones de recaudación en el conjunto de la cartelera. En el mismo periodo el pasado año, en las ocho semanas se superaron los siete millones. Y en tres de ellas los ocho y en una los diez.


La crisis económica tiene su culpa, seguro. Es la guinda que le faltaba al pastel. Pero confiemos en que de cara a final de año habrá estrenos que nos alegren el día (o la semana) y en que haya empresas que se decidan a apostar por cambios pensando en el futuro. De lo contrario, unos cuantos estrenos con éxito en taquilla no harán sino maquillar una realidad preocupante.


Yo confiaba en MIENTRAS DUERMES pero me falló. Se vio superada por CONTAGIO, lo cual no es ningún fracaso. Lo malo son las cifras de una y otra. La de Warner se quedó en poco más de 1.100.000€ 320 cines promediando unos aceptables 3.500€. La de Filmax se tuvo que conformar con 840.000€ en 285 ubicaciones para promediar por debajo de los 3.000€. Si su coste de producción ha ascendido a 11,5 millones de euros como informa Imdb, los productores deben estar haciendo muchos números y confiando en unas buenas ventas internacionales.


También era novedad de la semana SIN SALIDA, que se queda por debajo de los 800.000€ al promediar unos 2.700€ en 295 cines. Con 600.000€ en su tercer fin de semana, JOHNNY ENGLISH RETURNS (4ª) alcanza los cuatro millones de euros mientras INTRUDERS (5ª) pierde cerca del 60% en su segundo fin de semana al ingresar unos 470.000€ y quedarse por debajo de 2.200.000€ en diez días.


NO HABRÁ PAZ PARA LOS MALVADOS (6ª) sigue siendo de las que mejor mantenimiento presentan a pesar de dejarse algo menos del 40% en su cuarto fin de semana con una recaudación de 360.000€. Alcanza los 3.100.000€.


ONE DAY (7ª) entra con 295.000€ en 175 cines con un promedio de 1.675€; EL SUEÑO DE IVÁN (10ª) no pasa de 260.000€ en 215 (poco más de 1.160€ de promedio) y ANOTHER YEAR (14ª) consigue un mejor promedio (casi 2.400€) al recaudar 107.500€ en 45 cines.


CRAZY STUPID LOVE (9ª) pierde cerca del 50% en segunda semana y sus poco más de 270.000€ la llevan a acumular 1.090.000€; EL CAPITÁN TRUENO (13ª) se hunde al dejarse cerca del 65% con una recaudación de 130.000€ y sumar sólo 655.000€ en diez días; NADER Y SIMIN, en cambio, sólo pierde el 30% y con 51.000€ llega a los 182.000€.


Hasta doce estrenos se esperan el viernes próximo. Ninguno de ellos parece poder despuntar (LA COSA y PARANORMAL ACTIVITY 3 parecerían los más comerciales con LA VOZ DORMIDA, MARGIN CALL y OTRA TIERRA apostando por el espectador más indie). Así las cosas, todo se fía a la fuerza que pueda tener LAS AVENTURAS DE TINTÍN: EL SECRETO DEL UNICORNIO que llega el día 28. De momento, mayoría de críticas muy favorables. El espíritu de Indiana Jones, del “viejo/joven” Indiana Jones, parecería haberse metido en la piel de Tintín. De ser así, las taquillas, pero sobre todo, el público, lo agradeceríamos profundamente.

39 comentarios:

picolandia dijo...

Ya que la taquilla semanal es anodina y sin mucho que rascar me gustaría introducir un tema que me parece curioso. Me da la sensación (y repasando cifras de BOM veo que es así que hace muchos meses no pasan los infames mantenimientos de películas casi invisibles hasta llegar al mínimo exigido por Cultura. Esas apariciones y desapariciones de películas sin valor ni comercial ni, casi nunca, artístico que a los 3 meses volvía 5 semanas haciendo cada semana el mismo resultado, o con subidas de risa, increíbles...¿alguien se lo habrá tomado en serio?

Miskatónico dijo...

Voy a intentar ser lo más clarito, rudimentario, básico y directo posible. ¿Es tan difícil de ver? Empiezo a estar saturado, de unas semanas para acá, de disquisiciones y comentarios que buscan o pretenden encontrar motivos a la actual situación del mercado cinematográfico en España. De tan obvio, parece un chiste malo. No me puedo creer que se intenten ver fantasmas donde no los hay o comparar inútilmente resultados de otros mercados con la realidad del nuestro y de la situación actual por la que atraviesa el país. ¿De verdad, no os dais cuenta? Creo que, al menos de forma considerable, ni han cambiado las características del consumidor de cine, ni del mercado, ni la calidad, ni los contenidos, ni cabe cuestionarse si los estrenos son los adecuados, si son o no potentes -el verdadero aficionado siempre encontrará un estreno a su medida-, ni leches fritas. Es la PUTA CRISIS, joder! Tu mismo lo dices, Juan, en tu comentario: "Ya no se consume como antes" y apuntas muy bien a la causa, pero no es un factor más, es el principal motivo del abandono progresivo de espectadores últimamente. Por supuesto que existen otras razones que ya estaban ahí -piratería, internet, hábitos de consumo...- Estoy hablando de lo que ocurre ahora mismo. Al principio de esta crisis, es posible que el cine se perfilara como la opción más asequible de ocio, pero ya no. La situación en España es extrema, y la realidad en nuestro país no es comparable a la de otros -Francia, Italia, Reino Unido, Jaaa!- Echad un vistazo a nuestro alrededor, y es que las cosas han cambiado mucho en estos últimos meses, la crisis se ha acuciado de manera drástica. Poca gente tiene trabajo, nadie tiene ya un duro. Han bajado de forma alarmante la asistencia a conciertos, bares, espectáculos, restaurantes... En mi entorno, gente que salía todos los fines de semana, se tienen que conformar con una única salida mensual. Yo mismo, que no concibo mi vida sin frecuentar las salas, he pasado de ir diez o doce veces al mes, a tener que resignarme con tres o cuatro. El otro día fuí con un amigo, al que le apasiona el cine, a ver "Intruders", me costó horrores convercerlo, apenas podía pagarse la entrada, tuve que animarlo cediéndole descuentos de prensa que yo tenía. El precio de la entrada en España es un auténtico disparate, absurdo, abusivo, ilógico y desproporcionado. La gente solo asistirá a los estrenos acontecimiento -sobre todo ese target más joven, el de menos poder adquisitivo-. O se bajan los precios, o esto se muere. No hay otra.

Gonzalo Martín dijo...

Estas son reflexiones interesantes:

Si el grupo de 15 a 30 años no va... ¿quién irá en el futuro?

Si el precio es demasiado alto (lo de la fiesta del cine con precios reducidos vendría a decir que sí, tú Juan insistes en ello y cualquier cálculo de economía familiar diría lo mismo) ¿cómo se sostienen los ingresos en el futuro?

Los de 15 a 30 todos tienen portátil.

Juan Herbera dijo...

Miskatónico:

Gracias por tu claridad y rotundidad.

Si en otras crisis el cine había aguantado e incluso incrementado su presencia de mercado y en ésta no muy probablemente se deba a que ahora se percibe como una opción de ocio no tan asequible como antes. Que es más caro, hablando claro. En eso veo que estamos de acuerdo.

En mi opinión, la crisis es la dramática puntilla que le faltaba a un mercado que estaba en franca decadencia desde hace años.

No me gusta flagelarme ni ser negativo por principio. He estado mucho tiempo buscando "brotes verdes" cuando no se veía luz al final del túnel. Pero bajo mi punto de vista (discutible, por supuesto) se han ido cometiendo demasiados errores que ahora se pagan todos de golpe de forma muy cruda: subida de precios desproporcionada, exceso de producto de muy discutible calidad, homogeinización de la oferta en buena parte de los cines del país que no han cuidado a las distintas sensibilidades de los espectadores, disminución del nivel en la atención al cliente en las salas, despreocupación por el buen mantenimiento de las instalaciones, campañas de lanzamiento muchas veces poco trabajadas para despertar el interés de un público determinado, falta de investigación del mercado local para identificar tendencias e inquietudes de los consumidores de cine, cambio en los hábitos de consumo de ocio en buena parte de la población, irrupción de las nuevas tecnologías, falta de voluntad en las administraciones para frenar la piratería en la calle y en la red, falta de profesionalismo, amplitud de miras y ambición en muchas empresas e instituciones vinculadas al mundo del cine. Y seguro que me dejo más.

Pero hablar de todo esto no son disquisiciones baratas. Es intentar entender por qué estamos como estamos: con un descenso en la asistencia agravado por la crisis. Si no hacemos el ejercicio de entrar a fondo en éstos temas ahora, cuando pase la crisis habremos perdido quizás demasiado por el camino y, aunque se recuperase en parte la tendencia anterior, seguirían existiendo los problemas de fondo.

La falta de estudios y datos concretos obligan a dejarse llevar por la intuición, como digo en el artículo. Puesto que no tenemos esos datos, podemos convenir que uno de los problemas más importantes es el precio de las entradas. No obstante, nunca he creído que la solución pase por una bajada más o menos pronunciada del precio de la entrada en todos los cines del país. Sí considero imprescindible una reflexión al respecto y adoptar medidas que vayan en esa dirección (más descuentos y más accesibles, más premios por fidelización, estabilización de los precios máximo, reducción del diferencial entre el precio base y el del 3D, etc.) sin que necesariamente afecten gravemente a cuentas de explotación que en muchos casos están cogidas con pinzas.

No me alargo más. Muchas gracias por tu aportación. Es muy necesario despertar el debate, ya sea para coincidir o para discrepar.

Juan Herbera dijo...

Gonzalo:

Desgraciadamente lo de que los de 15 a 30 años no van al cine (o van menos que antes) es una suposición basada en la intuición. Ya me gustaría tener datos reales para sacar conclusiones más científicas.

Suponiendo que eso sea así, yo no doy por seguro que ese público no pueda volver a los cines. Sí creo que es obligada una reflexión la respecto, saber cuáles son sus gustos, sus hábitos, e intentar dar respuesta a esa realidad desde el mundo del cine.

Es evidente que el consumo de cine tiene y tendrá en el futuro unas características diferentes a las que tuvo en el pasado. Probablemente habrá un tipo de producto, destinado a esos potenciales consumidores más jóvenes, que deberá ser muy espectacular, con un acabado que donde de verdad se pueda disfrutar en toda su dimensión sea en una sala de cine (con grades pantallas, sonido brutal, máxima comodidad, en ciertos casos en 3D...).

Y habrá que entender que el cine se tendrá que consumir en otros canales, especialmente en la red, con una cierta proximidad a su estreno en salas.

Pero mientras el producto se conciba y se produzca pensado para ser estrenado en una sala de cine y no en una pantalla de ordenador o de móvil, entonces las salas (que muchas de ellas habrán tenido que hacer grandes inversiones para convertirlas en algo especial y único) deberán tener un margen de exclusividad. Y ahí es donde habrá que movilizar a los espectadores.

El público de más 30 años seguirá recibiendo ofertas cuyo reclamo no será necesariamente la espectacularidad, como ya sucede ahora. Convendrá que ese público siga entendiendo que la experiencia de ir al cine añade valor ante la alternativa de visionar esa película en casa (donde la tendrá a su alcance pronto y en buena calidad y, quizás, a un precio competitivo). Y eso hay que cuidarlo.

En cuanto al precio, reitero que no se trata de tirar de golpe para abajo, todo y todos a la vez sino de ser más imaginativo. En todo caso, si como consecuencia de medidas imaginativas el precio medio baja un poco y se aumenta el número de consumidores, los ingresos totales crecen. Creo que ese debería ser el camino.

Toda mi teoría se puede venir abajo, lo asumo, en el momento en que una mayoría de potenciales consumidores de cine prefieran ver una película (pensada y rodada para ser estrenada en salas) en su móvil, iPad u ordenador. A partir de ese momento, quizás haya que cambiar también la idea inicial y producir pensando en ese formato "doméstico".

Lo que ya no soy tan capaz de visionar es el modelo de negocio que ese nuevo escenario supondría.

Martin Pawley dijo...

El Deportivo, el equipo de mi ciudad, tiene esta temporada 23 mil socios, de los cuales más de siete mil son nuevas altas. Y eso a pesar de la crisis (y el precio de un partido no es precisamente más barato que el de una película). El problema no es la crisis, o no es el único, me atrevo a decir que ni siquiera el principal. El verdadero problema es que cuando creíamos ser ricos, hace unos pocos años, la línea de la taquilla ya apuntaba en dirección descendente.

Por cierto, de 2009 a 2010 la asistencia a cines en Grecia bajó más o menos un 6% en Grecia e Irlanda, subió un 5% en Portugal y un 11% en Italia. Lo mismo que subió Italia lo bajó España. ¿Es por la crisis que el mercado cae más en España que en Grecia o Portugal?

Anónimo dijo...

Martin me ha quitados las palabras del teclado. Miskatónico, pregúntate también por esa realidad, ya que la crisis es mundial, y nosotros no estamos todavía intervenidos como Grecia o Irlanda. Que Italia, con la crisis que tiene encima (similar a la nuestra), suba su asistencia al cine debería hacernos reflexionar y buscar otros factores añadidos para nuestro particular calvario como mercado cinematográfico....

Jalt Vader dixit

Martin Pawley dijo...

Datos interesantes de Francia:

http://www.cnc.fr/web/en/theater-admissions

Hay una leve caída en el número de entradas vendidas de aproximadamente un 2%, debido a que el primer cuatrimestre (pese a RIEN A DECLARER) fue flojo comparado con el de 2010 (que recoge, no lo olvidemos, el grueso de las entradas de AVATAR), pero en los últimos meses están recuperando posiciones. En cualquier caso, los 200 millones de entradas anuales están bien consolidados...

Juan Herbera dijo...

Martin:

Muchas gracias por los datos. Son muy ilustrativos y hablan por sí solos.

Lo que sigo sin entender es por qué en España no hay información equivalente a la de Francia. Los datos publicados por el Ministerio llegan sólo a junio (Francia a septiembre, último mes completo). Y los que se pueden obtener por otros medios son de pago.

Coincido tanto con tu reflexión como con la de Jalt Vader. Estamos mucho peor que otros mercados próximos, no sólo aquellos cuya realidad económica está más saneada. Es una pena, pero la realidad es así de dura.

Por cierto, cada día tengo más ganas de ver LAS AVENTURAS DE TINTÍN. Tanto es así, que, por primera vez desde que publico el blog, he solicitado acudir a un pase de prensa. A ver si me aceptan! Si lo hacen, prometo comentar sensaciones en el próximo artículo.

Si podéis (y aún no lo habéis hecho), echad un vistazo al segundo trailer. Y, de paso, ved también el que acaba de hacerse público de SHERLOCK HOLMES: A GAME OF SHADOWS. Trepidantes, espectaculares. Cine comercial, de palomitas, sí. Pero con buenos acabados, con muy buena factura e impecablemente presentados. La taquilla necesita de éstos estrenos.

Anónimo dijo...

Ay, Juan. Es que eso es lo que se echa de menos. Un TINTIN que sea cine comercial (de palomitas se dice hoy) pero impecablemente hecho. Eso lo hacían maravillosamente bien en el Hollywood de hace 30 años, porque lo heredaron del Hollywood de los 50 (irnos más atrás sería discutible aunque también en esa época se entendía que a mejor calidad, mayor recaudación -léase Gunga Din, Lo qu el viento se llevó...). En los 50 se entendió que "Los diez mandamientos" o "Ben Hur" tenían que ser títulos comerciales... pero de tremenda calidad. En los 60 Billy Wilder decidió rodar "El apartamento" o "En bandeja de plata" igual que Hitchcock hacía lo propio con "Psicosis", "Los pájaros" o "Marnie, La ladrona" SIEMPRE mirando a la taquilla, pero sin olvidar la calidad (no olvidemos "Con la muerte en los talones" en 1959). A lo que voy: hubo un tiempo en que calidad y comercialidad se unían. Hoy McDonalds ha llegado al cine. Llevamos 20 años (como mínimo) viendo decrecer la calidad del cine en aras del consumo rápido. Eso ha afectado a la taquilla. Ojalá encontrasemos en TINTIN un fenómeno como fue TIBURON en su momento, o EL EXORCISTA. Calidad y comercialidad, unidos, como jamás lo ha hecho ninguna película salvo quizá dos: EL PADRINO y LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ (no cito premeditadamente a Disney y sus títulos clásicos de animación).
Eso nos enamoró del cine. Por desgracia TRANSFORMERS no lo hará.

Jalt Vader dixit.

jaime dijo...

Hay un dato que últimamente no se está teniendo en cuenta y que creo que es básico, el de la frecuentación per capita. Durante mucho tiempo España fue el país europeo con mayor frecuentación anual per capita (exceptuando países pequeños como Irlanda o Luxemburgo) superando incluso a Francia. En los últimos años la tendencia se fue igualando para finalmente España quedar por detrás de Francia o Gran Bretaña, pero ¡todavía estamos por delante de Italia! Y, por supuesto, mucho por delante de Grecia o Portugal. Da la impresión de que otros países aún tenían margen para crecer y que nosotros, por desgracia, también en esto nos hemos vuelto demasiado europeos... aunque nos estamos pasando de frenada. Pero es necesario recordar que, a la hora de efectuar comparaciones, Alemania tiene el doble de habitantes que España y Francia, Gran Bretaña o Italia nos superan en más del 40%. Otra dato muy significativo: las más de 200 millones de entradas no se superaban en Francia desde 1967; por aquel entonces en España se vendían más de 300 millones. De ahí es de dónde venimos y de ahí la percepción tan brutal que tenemos de la crisis del cine como espectáculo de masas.

Martin Pawley dijo...

En efecto, Jaime, el dato del número de películas por habitante y año es muy interesante. En Estados Unidos aún mantienen una media de casi cinco entradas por persona; en Francia por encima de 3 y en España sale a 2,2-2,3 (y bajando). Mejoramos aún a Italia, pero sin arrasar (su media es ligeramente superior a 2) y superamos con comodidad a Portugal, que se mueve en torno al 1,5; aunque, por ejemplo, en Galicia, donde yo vivo, la media por habitante es más floja que la que se obtiene al sur del Miño. O sea, que ni en términos relativos estamos como para echar cohetes...

Y claro que debemos tener en cuenta las diferencias poblacionales; por eso asusta que Francia, con un 40% más de habitantes, venda casi un 100% más de entradas. Y lo inquietante en general es la tendencia: ¿por qué otros suben, se mantienen o experimentan leves correcciones a la baja, mientras aquí se mantiene una caída imparable, año tras año?

Gonzalo Martín dijo...

Juan:

Yo tengo otra mirada, no lo puedo evitar. ¿Las películas están hechas para las salas? ¿Entonces por qué la mayoría de los visionados de una película no se producen en salas? Y hablo de su vida "legal": las ve más gente por televisión y otros medios que yendo a un cuarto oscuro. Ni siquiera se puede cubrir toda la población con salas de cine, ni mucho menos todas las películas pueden llegar a todos los circuitos. Es una quimera razonar así. En sentido económico, su razón de ser es servir para el lanzamiento para otros canales. Pero las grandes series que la gente devora en su casa y que tienen la fascinación del cine de antaño no necesitan ser lanzadas en salas: por alguna razón el público las conoce.

El problema no es, en mi opinión, la vitalidad de una forma de consumo, ni un formato de producción, sino que la gente consume. ¿No gusta como lo hace? Figúrate el problema de los barbetos con gillete... la gente se sigue afeitando pero no baja por la tarde a que le afeiten a pesar de la charla de fútbol con los parroquianos y tu barbero de toda la vida: un acto social que, salvando las distancias, tiene lo que el cine, que no solo es ver la película.

Si nos fijamos en toda la extraordinaria profundidad de estas conversaciones semana a semana, vemos que en todo momento el aura de la decadencia o de la reducción como espectáculo está presente. No es ni bueno ni malo, seguramente es. Hay demasiadas películas, demasiada oferta de ocio para que la atención de la gente se permita el lujo de devorar toda la cartelera. Eso no pasará nunca más.

Veo también una tendencia como la que tienen los cineastas... que si Francia. Caramba, esto no es Francia y nunca lo ha sido. Ni tampoco EEUU. Miremos los datos que dais con sentido geográfico... en el sur de Europa menos consumo, los países de vida en la calle. Si queréis de menos consumo de libros. ¿Pero eso cómo va a cambiar ahora que, además, existen otras opciones?

En España se venderían más entradas que en Francia, pero veamos cómo ha cambiado el ocio y... la renta per cápita española. El equipamiento de los hogares. Las opciones de vacaciones. Las horas de fútbol en la tele.

No es que me alegre o me deje de alegrar, es que creo que no se pude mirar con nostalgia: hay que dar razones para que la gente salga de casa. El precio (sobre todo el precio total, entrada+parking+palomitas x numero de niños) seguro que influye, pero ¿se puede echar abajo en nombre del número de espectadores y complicar más la explotación de algo en lo que el productor ya obtiene más dinero por otras vías que su taquilla local?

En fin, creo que el consumidor es otro. Y que está mucho más preocupado de hacer lo que le divierte que esperar a que se lo den.

Gonzalo Martín dijo...

Por cierto, me tropiezo ahora mismo con esta cita de Hollywood Reporter de ayer:

"For filmmakers, whose primary goal is usually to make art, the ideal way for a movie to be seen is on the big screen. But for awards strategists, whose primary job is to deliver nominations and wins from the Academy, critics, guilds, other awards-dispensing organizations, any way of reaching voters -- some of whom live far from the advance screening hubs of Los Angeles and New York and/or are too busy or frail to get to many screenings -- will do."

Es decir que, en la práctica, el diseño de salas sólo tiene una justificación de marketing: ingresos más lanzamiento de la "marca". Pero no por la experiencia de uso, al menos es evidente que todo el mundo puede "superar" la experiencia sala.

(http://www.hollywoodreporter.com/race/oscar-academy-awards-screeners-rules-247434?utm_source=SilverpopMailing&utm_medium=email&utm_campaign=Compose%20-%20new_awards_thr_500px%20%2810%29%20%281%29&utm_content=)

Juan Herbera dijo...

Gonzalo:

Es sano que tengamos opiniones y puntos de vista diferentes. Enriquece el debate.

Acepto que en mi discurso puede haber algo de nostalgia pero en ningún modo me olvido de analizar y entender la realidad y el momento económico/social/histórico en que se produce el consumo de cine.

Acepto que las películas generan más beneficio en su explotación en ventanas diferentes a la de los cines. No es nuevo. Desde hace décadas la comercialización en vídeo y TV (más los atípicos generados por el merchandising y las licencias) supone muchos más ingresos netos para los estudios. Pero la primera ventana, la que da a conocer el producto, la que le da prestigio y lo convierte en algo que debe ser visto, ha sido y es el cine.

No me enroco diciendo que deberá ser así toda la vida. Pero sí me aferro a que me gustaría que así fuese y a que, hoy por hoy, a pesar de los cambios en el consumidor, puede seguir siendo así. Con modificaciones sustanciosas en la forma y los plazos de comercialización pero primando el consumo en salas. Si no para todo el producto producido sí para una significativa parte de él.

A mi también me encantan ciertas series de Tv que demuestran haber apostado más y mejor por buenos guiones y por grandes presupuestos. Pero aunque envidie esa frescura que mucho cine ha perdido, son series de TV. No películas de cine. El día que todo sea lo mismo pues lo asumiremos, lo viviremos y lo consumiremos donde y como corresponda. Vete tú a saber, quizás esas series busquen salas con grandes pantallas y sonido espectacular, donde se puedan reunir muchos seguidores creando un clima especial, para ver el piloto o el capítulo final de una temporada. Esas salas serán lo que hoy son los cines. Más o menos, ¿no?

Por último, aceptando las diferencias en el ejemplo que pones en tu comentario, me parece muy injusto comparar al barbero que usa la gillete (que no ha sabido evolucionar con el tiempo, adecuar su negocio a las nuevas exigencias de sus posiblemente nuevos y diferentes clientes) con los cines de hoy en día. Al menos una parte muy significativa de ellos llevan años apostando por mejorar sus sistemas de proyección y sonido y la comodidad de sus instalaciones para ofrecer el producto en su mejor envoltorio posible de forma que el consumidor lo disfrute como antes no hubiese podido.

Ah, por cierto, a lo mejor no sería tan mala idea reunir a los que tienen que votar en las diferentes galas de entrega de premios en sesiones en salas de cine en vez de hacerles llegar las películas en DVD...

Gonzalo Martín dijo...

:)))

No, hombre: el barbero se ha adaptado si se ha hecho peluquero o se ha quedado en la peluquería, y así ha ocurrido. Los cines se adaptan tecnológicamente a los cambios a regañadientes (como por otro lado es lógico, alguien tiene que pagar la infraestructura)e¡ excatamente igual que el barbero: todos somos conservadores con el negocio que tenemos, es duro cambiarlo por incertidumbre y es difícil encontrar una vaca lechera nueva.

No es que yo diga que lo nuevo es mejor, simplemente es que ocurre. Será mejor que los académicos vayan a ver la película a una sala, pero el caso es que no lo hacen. El caso es que la película de dos horas es sólo un formato cultural y de producción audiovisual y que es producto de un contexto y un tiempo.

No nos va a pasar nada si es menos. Y, como en el clásico, follow the money. La sala todavía es el lanzamiento de imagen de una película, sobre todo de un blockbuster, porque lo que no tenga exito en festivales ya va mal. Ahora imaginemos una España con 17 millones de hogares conectados con fibra optica (una quimera, pero es un ejercicio teórico para dentro de una década), súmale un mundo donde la gente lleva dispositivos conectados hasta en el avión: ¿cuántas películas de dos horas no tendrán mejor salida haciendo marketing hacia el consumidor directo sin tener que repartir tanto dinero con las salas ni esperar a que tengan sitio? Sumale la mejora de la experiencia en hogar y equipamiento: otra era, otra infraestructura, otra concepción del ocio. La clave es siempre crear audiencias.

Nada muere. Como no ha muerto el teatro. Habrá salas, pero no imagino un mundo en los próximos lustros donde la sala suba su importncia. Al final, lo que importan son las obras. Y, con lo que complicado que es levantar una audiencia, el modelo franquicia y el modelo serie, son superiores para crear un negocio. Por eso no me lamento: porque lo que tiene de grande la narración audiovisual continúa reinventándose como lo ha hecho desde que se hizo la primera película: anda que no ha cambiado todo varias veces. Y seguirá cambiando y seguiremos hablando de ello, ya verás.

jaime dijo...

Martin, no se puede comparar Galicia con Portugal, de la misma forma que sería tremendamente injusto comparar a España con un Portugal al que se le restan las áreas urbanas de Oporto y Lisboa...

Juan Herbera dijo...

Gonzalo:

Me encanta éste intercambio de argumentos encontrados.

Dejo una reflexión en el aire porque no me puedo extender más (pero prometo volver sobre el tema si el debate lo requiere): ¿y si resultase que el consumo de cine en salas y otros dispositivos digitales no fuese excluyente? Quiero decir, ¿y si quienes más van al cine no dejarían de ir si el producto fuese de su agrado por mucho que también usasen teléfonos, tablets, televisores u ordenadores para ver otras películas?

A lo mejor resulta que la gran amenaza para el cine "tradicional" no son las nuevas tecnologías y los nuevos hábitos en el consumo de ocio...

Martin Pawley dijo...

Sí, ya sé que no es una comparación justa; la hago simplemente para hacer notar "más" que el consumo medio por habitante respecto de Portugal ya no es tan, tan superior. Y no hablo sólo de las grandes áreas urbanas: el distrito de Castelo Branco, por ejemplo, tiene una media de películas por espectador y año ligeramente superior a la provincia de Ourense. Es un ejemplo caprichoso, sí, pero tengo la sospecha de que tal cosa hace unos pocos años no sucedería ni de coña...

Gonzalo Martín dijo...

No, no, no: sin duda me he explicado mal.

El consumo de salas y el digital NO es excluyente. Lo que creo es que la sala es una experiencia madura y que no puede crecer, y que se centrará, seguramente, en dos tipos de experiencia: blockbuster y culto. Y cabe esperar, sobre todo en las últimas, experiencias asocidas que incidan en aspectos más tipo "performance" que la exhibición pura. Y esto dicho como factores gruesos, porque vamos a un mundo fragmentado.

Por otro lado, y recordad que yo lo miro siempre desde el punto de vista del audiovisual en conjunto, la experiencia de consumo en hogar bajo demanda va a crecer de manera irreversible.

Juan Herbera dijo...

Gonzalo:

A medida que vamos entrando en matices vamos coincidiendo cada vez más.

Totalmente de acuerdo en tu última apreciación.

Gracias por seguir ahí!

Juan Herbera dijo...

Atención a la taquilla de PARANORMAL ACTIVITY 3 en su estreno norteamericano. Apunta a recaudar entre 45 y 50 millones de dólares (entre 32 y 36 millones de euros).

Sería, con mucha diferencia, la mejor apertura de la franquicia y la mejor entrada desde EL ORIGEN DEL PLANETA DE LOS SIMIOS.

En España, la primera de la saga debutó con 670.000 y 205 copias (promedio de 3.270€) en noviembre de 2009 (un 5% en relación a la taquilla del primer fin de semana de Estados Unidos); la segunda arrancó con 743.000€ y 203 copias en noviembre del año pasado (3.660€). Fue sólo un 2.5% de la apertura norteamericana (40 millones de dólares).

Viendo éstas cifras sonaría a imposible que ésta tercera parte abriese en España guardando relación con lo sucedido en Estados Unidos, es decir, igualando el registro de EL ORIGEN DEL PLANETA DE LOS SIMIOS, que, en el primer fin de semana de agosto, debutó aquí con 3,4 millones de euros. Esa taquilla sería el 10% aproximadamente de la taquilla de apertura de PARANORMAL ACTIVITY 3 en USA, lo cual no sería un porcentaje exagerado para España pero, visto lo sucedido con las dos precedentes (España supuso el 5 y el 2.5% en relación al arranque americano) habrá que pensar que si debutase con 1.7 millones de euros ya sería una excelente noticia. Significaría un 5% de la cifra norteamericana y mejoraría en un 128% el estreno de la anterior de la saga.

Puesto que seguimos con el apagón informativo en lo que a cifras de nuestro mercado se refiere, viviremos de hipótesis e imaginación.

Juan Herbera dijo...

Una matización sobre PARANORMAL ACTIVITY 3 en España: llega con 225 copias y de la mano de Paramount. Las anteriores las estrenó Warner.

Si mejora el promedio por copia de sus predecesoras, garantiza el millón de euros (eso significaría un promedio de 4.444€ por cada una de las 225 copias).

Conseguir el 5% de la taquilla USA supondría un promedio de 7.555€ (suena a increíble, ¿no?).

Pero si se queda claramente por debajo de ésta cifra, y viendo que en la segunda parte España no fue más de 2.5% en el primer fin de semana, ¿qué tiene éste tipo de producto para que aquí se responda tan por debajo de lo que sucede allí? Ésta no es de superhéroes ni cosas por el estilo, en que el descuento cultural es muy evidente...

Gonzalo Martín dijo...

Gracias, Juan.

Me gustaría añadir algo más y que creo contribuirá a entender más mi punto de vista: considero que para el cineasta independiente, para una visión "de autor" de la creación de obras audiovisuales (ya no lo llamo ni cine, ni tele, ni nada, porque todo converge) la pérdida de peso de las salas y el crecimiento del hogar es, contrariamente a la visión tradicional, lo mejor que les puede pasar.

¿Por qué? Porque la sala es un cuello de botella que obliga a inversiones de marketing tremendas, la exhibición está condicionada a ventanas cortísimas, el reparto del dinero no es nada favorable para el creador (y productor) y existen límites para llegar geográficamente al público. En definitiva, es una espacio en el que no se puede competir realmente sin una organización extremadamente fuerte.

Por tanto, eliminar intermediación y tener la opción (la opción: ser visto siempre será complicado) de crear tu mismo tu audiencia en un espacio de libre concurrencia es un beneficio para quienes buscan audiencias minoritarias.

Este escenario teórico tropieza con dos barreras que, creo, tenderán a diluirse en el tiempo: la infraestructura técnica (esto es más fácil que la que viene a pesar de su coste y sus tiempos) y el prestigio intelectual del "estreno en cines" (y los festivales). Esta segunda cuesta más porque pone atención mediática y crítica. Pero, algún día habrá un megahit vinculado a la red de modo nativo y las barreras mentales se derribarán. Puede que eso ocurra antes en mercados "periféricos" que en los centrales. Pero es la lógica de la convergencia cultural y tecnológica.

Juan Herbera dijo...

Las primeras cifras de PARANORMAL ACTIVITY 3 (200.000€ el viernes) apuntan a un fin de semana no muy alejado del millón de euros.

O sea, de gran éxito por aquí, nada de nada. Aunque mejoraría la cifra de entrada de las dos anteriores, puede acabar suponiendo entorno al 3% de la taquilla USA.

Parece que nuestros jóvenes espectadores tampoco se dejan seducir por ésta franquicia. Es que somos muy nuestros por el sur de Europa...

Miskatónico dijo...

"Buufff, que pereeeza" (Antonio de la Torre -genial- en "Gordos" de Daniel Sánchez Arévalo, 2009) He pasado unos días fuera, y a mi vuelta, al entrar al blog, he leído algunos comentarios que me han sorprendido, como respuesta al que os escribí el pasado miércoles. Es posible que deje de escribir comentarios de opinión, o si lo hago, desde luego, me lo pensaré mucho. No me gusta nada tener que explicarme más de vez. O algunos no me entienden, o yo no me explico bien. A propósito, Juan, muchísimas gracias por tu respuesta; debes ser, por lo visto, el único que comprendió mi enfoque e intención. Tu talante, abiertamente propenso al diálogo, al debate contrastado, siempre enriquecedor, de opiniones dispares y encontradas, y tu humildad y total ausencia de pedantería, son un ejemplo para todos nosotros. Gracias, una vez más -por cierto, una aclaración: "Paranormal Activity 2" ya fue distribuida también por Paramount- Yo siempre he valorado y disfrutado el debate, el contrastar diferentes puntos de vista sobre un tema, pero, como dice el maestro Lapido, cuando "Uno va por martinetes y los demás por peteneras"... En cuanto a mi "desenfocado" amigo Martin -no te enfandes, es un guiño a Allen "Hollywood Ending", 2002- no sé cómo explicarme contigo. Lo intentaré una última vez -ya lo hice anteriormente-. Vamos a ver, por supuesto que el problema arranca de mucho antes de la crisis, por entonces la taquilla ya iba hacia abajo -totalmente de acuerdo contigo- y que, desde hace tiempo, se están haciendo muchas cosas mal en el sector en España, en eso creo que estamos conformes todos. En mi reflexión, sólo quise argumentar y defender el que yo considero que, a todas luces, es el principal motivo del alarmante descenso de asistencia de espectadores en los U-L-T-I-M-O-S meses -homenaje a "Barrio Sésamo"- y la A-C-T-U-A-L situación del mercado cinematográfico español. No pretendía ni remontarme atrás, ni buscar el meollo, la causa del abandono progresivo de público en las salas patrias. Sólo constatar algo tan evidente, y creo que nadie en su sano juicio puede rebatir esto, que la gente no tiene dinero, que una familia para que asista al cine se tiene que dejar medio sueldo, que la percepción que se tenía del cine como opción de ocio asequible ya no es tal, que la gente se lo piensa ya, y mucho, a la hora de decidir ir a ver una película, y que el precio de una entrada es caro y desproporcionado para la situacion actual del país. Creo que no es tan difícil leer atentamente los comentarios y percibir la intención con la que se escriben. P.D.: El Cartagena, el equipo de mi ciudad, ha perdido una considerable cantidad de socios en los dos últimos años, en especial, en esta última temporada ha perdido más de 1000 abonados. Por cierto, el 27 de Octubre, Cartagena-Depor. Dada la situación del Efesé, os pido que no seais demasiado crueles. Como siempre, saludos desde Carthago.

Madavar dijo...

Puestos a comparar, las 3.321 pantallas americanas en las que se proyecta Paranormal Activity, son un 6.9% de las 232 españolas, mientras que con los Simios ese porcentaje era de un 14.5%.
Es positivo el aumento de recaudación de la tercera parte, cuando las sagas de terror siempre van claramente a la baja (Saw, Destino Final...)
Queda claro que las aspiraciones son entre los dos mercados son muy distintas.

fernando dijo...

Juan,no te tomes a mal este comentario que voy a hacer sobre este otro comentario tuyo:

"Parece que nuestros jóvenes espectadores tampoco se dejan seducir por ésta franquicia. Es que somos muy nuestros por el sur de Europa..."

Pero no termino de entender el porque una película guste en USA muy necesariamente tenga que gustar en españa o en el resto de europa.

Es verdad,yo quería que esta de Paranormal se la pegase para que la franquicia acabase,pero he de reconocer que al menos Paramount no ha machado mucho con este, si casi diría que ha machacado más en promoción y presencia Universal con La cosa

Y por seguir con el tema del que habláis,es cierto,que cada vez más ventanas cogen rpestigio,por ejemplo,en españa Filmin se esta convirtiendo en una bestia parda del cine alternativo y el VOD de Movistar Imagenio estrena mucho cine alternativo.

Las salas de cine ahí seguirán,.es una excelente opción para salir de casa y distraerse un rato,aunque como ya dije,la evolución hacia contenidos más alternativos seguirá muy presente. De hecho,el Cinesa Proyeciones de Madrid no emite en todo el fin de semana cartelera de películas para meter el festival de series de los canales de tv de pago.

Yo creo que en las salas,al menos de lunes a jueves,se empezará a evr carteleras más dinámicas y menos monótonas como hasta ahora,no hay más que ver como los últimos jueves Cinesa y Yelmo han competido con contenidos alternativos en el mismo dia (jueves) en la misma franja horaria (sesión de las 20:00-21:00),en los Cinesa con el ciclo de películas de anime (que en principio iban directas a dvd) y en Yelmo con algunos conciertos y un documental de MotoGp y también la película documental de Pearl Jam de cameron Crowe.

Y si esos contenidos se puedesen llevar al fin de semana como ya digo las carteleras serían más dinámicas,atractivas e incluso divertidas.

Y es que las distribuidoras indepeidneites quiza no deberían limitarse a traer solo películas cinematográficas,en México hay una distribuidora que estrena películas indepeidneites y cotnenidos alternativos.

POSTDATA (y si,de cine puro):Ir a ver MARGIN CALL,es un peliculonazo,un magistral ejercicio de cine social directo y sin ataduras con un reparto enorme que hacen unas interpretaciones memorables.

Gonzalo Martín dijo...

@miskatonico

No, no, no me tomo para nada mal. Si es que yo creo que en el fondo todos estamos de acuerdo. Yo te ruego que escribas y escribas, la deliberación en la red es un enriquecimiento brutal. Animo a todos a que abran su blog y nos contestemos unos a otros, la riqueza es mayor.

La cuestión del precio creo que se ha debatido aquí muchas veces y hay un cierto consenso: el precio (o el coste frente al valor percibido) es muy alto. Pero más allá de la crisis, que suponemos coyutural, lo cierto es que el precio... siempre sube. Y que es muy probable que el coste total de asistir al cine para las familias (que es donde está el público grande) nunca deje de ser demasiado alto... Es decir, que aunque la crisis pase, es muy probable que siga siendo percibido como alto o muy alto frente a un entorno de ocio en el hogar que permite experiencias (mírse a los adolescentes) que satisfacen igual o mucho más.

Juan Herbera dijo...

Miskatónico:

En cierto modo, Gonzalo se me ha adelantado en la respuesta.

Obviamente la decisión de publicar o no más comentarios es tuya y de nadie más. Yo sólo puedo decirte que tus aportaciones no sólo son bienvenidas sino que son imprescindibles para la buena salud de éste blog y del ambiente que rodea a nuestro sector.

Sois todos necesarios: tú, Martin, Madavar, Jalt Vader, Gonzalo, Coxis, Picolanida, Fernando, (por cierto, ¿qué me va a molestar de tus comentarios, por favor?) y todos aquellos que se pasan por aquí, ya sea sólo a leer o a perder parte de su tiempo en aportar sus ideas.

Sólo hay una línea roja: el respeto a los comentarios de los demás y la inaceptable descalificación. Cualquier punto de vista es respetable y susceptible de ser rebatido con respeto y con argumentos.

Estoy orgullosísimo de la cantidad y calidad de los comentarios de aquí se publican semana a semana. Si sólo buscase opiniones como la mía habría apostado por otro formato de blog. En éste el debate es sagrado. Hable quien hable. Diga lo que diga. Sagrada discrepancia!

Juan Herbera dijo...

Fernando:

Es obvio que los gustos de un país no tienen que ser miméticamente asumidos por otros.

Pero el cine de terror, históricamente, ha funcionado en base a pautas bastante equivalentes en unos mercados y otros.

Comentas que Paramount no ha machacado con la campaña de lanzamiento de PARANORMAL 3 (por cierto, gracias a Miskatónico por recitificarme y recordar que la segunda ya fue distribuida por Paramount). Pues quien sabe si por ahí se empiezan a entender las cosas.

La primera de la saga entró en USA con casi 20 millones de dólares. Francia e Italia con cinco millones, Reino Unido con 6. Eso sí, Alemania se quedó por debajo del millón de dólares de España.

La segunda debutó en USA con 40 millones de dólares. UK repitió sus 6 millones pero Francia bajó a 2,6 e Italia a 1,5. España repitió su millón y Alemania se fue hasta 1,6.

Es obvio que el tirón que la saga tiene en Estados Unidos no es equiparable al que tiene en Europa. Pero no sé si por aquí se apuesta tanto en promoción. Quizás sí. Pero hablamos de cine de terror. Gustará más o menos, pero las claves de funcionamiento no me parecen tan distintas a uno y otro lado del Atlántico.

La tercera alcanzará los 50 millones de dólares en su primer fin de semana en USA. Aquí apunta al millón. Quizás a algo más si sábado y domingo se comportan mejor de lo habitual. Una diferencia excesiva bajo mi punto de vista.

Y que conste que no hablo de gustos personales. No iré a ver PARANORMAL 3 (no he visto ninguna de las anteriores) pero sí veré, sin falta, MARGIN CALL. Sitio en la cartelera debe haber para todo tipo de producto. Y la taquilla es la suma de todos esos resultados. Cuanto más alta, mejor para todos.

fernando dijo...

En mi caso Paranormal vi la 1 y la sensación de timo y tomadura de pelo no me la quita nadie.

Cambiando de tercio (y abriendo otro tema),los puentes normalmente suelen ser buenos para hacer muy buenos números,y el próximo puente parece "sabrosón" en ese sentido.

Y no suelo ser partidario de las sobredimensiones,pero parece que la cartelera este pidiendo a gritos que las novedades del puente vengan muy fuertes,en ese sentido creo que los 6 estrenos de la semana próxima deberían salir con mayor número de salas del que saldrían en un fin de semana que no fuese de puente y además crucial para la cartelera,por que la cartelera necesita carne fresca de cara a un puente de 5 días de cine.

Lo pondré con ejemplos:
-Tintin siendo una de las grandes esperanzas (Juan,me pasa igual que a ti,cada día tengo más ganas de verla) del año debería dispararse a las 800-830 salas,algo a lo bestia tipo Piratas del caribe.

-Criadas y Señoras así como Eva en un finde normal deberían rondar las 120-130 salas,en el puente que se viene deberían estrenarse entorno a las 200-230 salas

-Dime con cuantos en un finde normal,y viendo el fracaso que esta siendo tendría que haber sido un estreno técnico de 50 copias,pero en este puente podría ir en 160-170 salas

Y con las dos más alternativas también,no os creais:
-Tímidos anónimos (Emon),con la marca de comedia francesa,en un finde normal su nº de salas idóneo habría sido 50-60,pero en este puente y con lo "dulce" de la película y teniendo promoción por parte de Nestlé,debería irse a las 90-100 salas

-El niño de la bicicleta (Wanda) es una película de prestigio premiada en Cannes que en 25 salas se habría apañado en un fin de semana normal pero en una cartelera que necesita revitalizarse en un puente podría irse hasta las 40-45 salas.

Vuelvo a decir,no soy amigo de las sobredimensiones,pero viendo como esta el tema,y que los estrenos en un puente suelen hacer mejores cifras,los 6 estrenos de la próxima semana no sería nada malo que se sobredimensiones un poquito.

Pero es solo una opinión,un punto de vista con el que podéis o no estar de acuerdo.

fernando dijo...

EDITO RECTIFICACIÓN: Todo apunta a que Wanda Vision estrenara El niño de la bicicleta solo en Versión Original,por lo que rebajo el nº de copias normales y "de puente".

En un finde normal podría haberse estrenado en 6-7 salas,pero en este puente (si,si,soy consciente de que es solo VOS) podría irse hasta las 13-15 salas.

Detallo,Yelmo la ha confirmado en digital,por lo que haría un reparto así:
-Renoir,5 copias (2 madrid,1 barcelona,1 mallorca)
-Yelmo,3 salas digital (Icaria de Barcelona,Ideal de Madrid y Valencia)
-Truffaut (Girona) aqui la estrenaba en digital
-Avenida (Sevilla)
-Babel (Valencia)
-Trueba (San Sebastian),y aquí estrenaba en digital
-Aragonia (Zaragoza),en digital
-Alexandra (Barcelona),digital
-Algun cine en Galicia que estrene títulos de autor

fernando dijo...

Sorry,he editado mal la suma,quiero decir que le daría 4 a los Renoir,para el Plaza de españa y Retiro en Madrid y para el Les Corts en Barna.

Anónimo dijo...

El primer PARANORMAL ACTIVITY lo estreno Warner pero era una película de la entonces recien extinta ON PICTURES y por lo que se la campaña y las copias las pago el Grupo Z, por lo que la distribuidora no hizo más que eso, distribuirla en salas y poco más.

El resto las ha traido Paramount en España y en USA las tres han sido de ellos.

Anónimo dijo...

Bueno, la verdad es que a nosotros nos parece poco como entran ciertas peliculas en nuesto pais, pero resulta que si miramos a mercados parecidos al nuestro como pueda ser Italia, están aun peor con ciertos títulos, por lo que muchas veces puede ser que las películas no sean lo suficientemente atrayentes como para llevar mas gente a las salas.

Por ejemplo el numero uno de la semana, CONTAGIO, abrio en Italia con menos de la mitad de la recaudacion que ha hecho aqui, es más, casi ha hecho en España en 3 dias lo que en Italia en 3 semanas si esto no miente:
http://www.mymovies.it/film/2011/contagion/

Si miras el global:

http://www.mymovies.it/boxoffice/italia/top20/?weekend=16/10/2011

hay titulos como DESTINO FINAL, COWBOYS & ALIENS, PITUFOS, etc que estan muy por debajo de lo que se ha hecho o se está haciendo en España con ellos.

¿hay crisis de asistencia en ese mercado tambien?

Se que mal de muchos, no es consuelo, pero ayuda a ver que no somos una isla en Europa.

Juan Herbera dijo...

Espeluzanantes cifras las que avanza RENTRAK en Twitter: PARANORMAL ACTIVITY 3 sería número uno con no mucho más de 750.000€; LA COSA superaría a duras penas el medio millón y no hay noticias de LA VOZ DORMIDA entre las cinco primeras. Y eso que Pedro Pérez, presidente de FAPAE, presumía ayer en Twitter de que la taquilla la encabezaban MIENTRAS DORMÍA (finalmente segunda con 600.000€) y la de Zambrano. O no se tienen las cifras (en cuyo caso muchas veces es mejor callarse) o no se saben leer (en ese caso, me ahorro el comentario).

Yo creía que se había tocado fondo. me equivocaba.

Mientras tanto, en USA se bate el récord de un estreno de terror y de uno en Octubre: 54 millones de dólares para PARANORMAL ACTIVITY 3. Enhorabuena.

Me voy a ver TINTÍN, a ver si me levanta el ánimo.

Lalo Martín dijo...

Una matización que se hizo en El Blog del Cine Español sobre el presupuesto de Mientras duermes (y que no sé qué tan cierto es): "El presupuesto de "Mientras duermes" de 12 millones de euros era cuando se iba a rodar en Nueva York, se iba a llamar Flatmate y con una estrella internacional. Al final se decidió rodarla en Barcelona con Tosar y Etura y el presupuesto no supera los 3,5 millones de euros."

Juan Herbera dijo...

Lalo:

Muchas gracias por la información. De ser cierta (y tiene pinta de poderlo ser) las cosas cambian mucho. Afortunadamente para los productores de MIENTRAS DUERMES.