martes, 13 de septiembre de 2011

'LA DEUDA' (1M€) ENCABEZA UN RANKING DE POCO PESO

Empieza una nueva etapa, un nuevo formato, resultado de la petición de algunos lectores habituales: breve repaso al Top20 del fin de semana (una vez disponibles datos en FilmScope) y vía libre a vuestros comentarios.


Todo lo bueno que tuvo el primer fin de semana de septiembre lo ha tenido de decepcionante el segundo. Flojas cifras, tanto en las novedades como en los mantenimientos. Y una taquilla global por debajo de los 6 millones de euros. Va a ser complicado salvar el año cuando a éstas alturas se está entorno a un 5% por debajo de la recaudación acumulada en 2010 por éstas fechas.


Mucha atención puesta en la cuota del cine español (hay quienes la sitúan en el 19%. No tengo datos suficientes para discrepar pero me suena a pelín alta), en los futuros estrenos de producción propia y en la fiesta del cine. Si así se mantiene la moral alta, bienvenido sea ese discurso. Yo ya he comentado que la fiesta, con merecer un reconocimiento (mejor ésto que nada), me parece poca cosa. Mucho ruido para pocas nueces (al final, ir al cine por 2€ en tres laborables cuando uno de ellos, o dos, según se mire, suelen ser día del espectador). Y en cuanto al cine español, ojalá consiga cerrar el año por encima del 20% de recaudación. Nunca (en la historia más reciente) lo ha logrado. Ya es triste. Si éste año lo consigue y eso es un punto de partida sin vuelta atrás será para celebrarlo (sin grandes algarabías, tampoco nos pasemos). También he dicho que ese 20% debería ser el mínimo en un mal año y que en ejercicios excepcionales (con Torrentes y similares, como es éste) debería superarse el 30%.


La cifra con que LA DEUDA encabeza el ranking (algo menos de un millón de euros) no es destacable si bien su promedio por sala (o por cine, que en éste caso es lo mismo) es aceptable: por encima de los 3.500€. Haberse exhibido en Venecia, con el consiguiente ruido mediático, no parece haberle supuesto una ayuda excepcional.


LA PIEL QUE HABITO cae entorno al 40%. Viendo el resto de mantenimientos éste es de los mejores, pero no deja de ser un descenso por encima de, por ejemplo, el segundo fin de semana de LOS ABRAZOS ROTOS (cayó un 31%). Y eso que no ha dejado de recibir elogios en muchos medios. Lo que demuestra, una vez más, que el boca-oreja más eficaz es el del espectador cuya opinión no recogen los medios. Con sus 700.000€ se acerca a los dos millones y medio. LOS ABRAZOS ROTOS acabó con 4,1.


Batacazo de Disney con NOCHE DE MIEDO. Menos de 400.000€ con 310 cines. Un promedio de poco más de 1.200€. Adiós.


Poco más del 40% pierde LO CONTRARIO AL AMOR (315.000€) que supera los dos millones y salva los muebles. Pero no parece que vaya a eternizarse en la cartelera.


ANIMALS UNITED se desploma al perder el 60% de la taquilla del primer fin de semana. Acumula 640.000€ en diez días tras recaudar 140.000€.


Tampoco MAMMUTH arranca con demasiada fuerza: 40.000€ en 36 cines para un más que discreto promedio de 1.110€.


Y de nuevo toca referirse a MIDNIGHT IN PARIS. Su descenso (30%) es el más modesto de todo el Top20. Se acerca a los 7.700.000€. Está todo dicho.


Y ahora os toca a vosotros. Análisis de resultados, opiniones sobre las cifras, las campañas, los estrenos que llegan, las sorpresas, las decepciones. Todo cabe en los Comentarios del blog. Es todo vuestro.

56 comentarios:

fernando dijo...

Fostiazo de Noche de miedo y desplome de Animals United,mal camino tiene el 3D en españa.

Hay algo que quiero destacar,durante el verano y al ver el flop del 3D,hablaban de steven Spielberg con Tintin y Martin Scorsese con Hugo como grandes esperanzas del formato.
Sin embargo,creo que el título de Scorsese (que en españa se llamará Hugo a secas) esta perdiendo mucha fuerza en general;muestra de ello es que paramount fuera de USA la va a estrenar a nivel mundial después de navidades.

La deuda muy buena película,una opción muy recomendable.

Volviendo a las dos títulos de 3d mencionados:

-Noche de miedo podrñia salvar un poquitin-poquitin este fin de semana,pero al otro fin de semana Con derecho a roce la dejará muerta

-Animals United (que finalmente la vi y me pareció muy buena) ya esta muerta,este fin de semana Arriety la barrerá sin compasión.

fernando dijo...

RECTIFICO (ahora que me acuerdo):

No me acordaba que el viernes se estrena COLOMBIANA,entonces Noche de miedo ya no tiene nada que hacer.

Estas películas de acción con mujer protagonista y guerrera atraen tanto a chicos como a chicas.

Estaria bueno que los dos estrenos de Aurum barriesen a los dos títulos de 3D y luego lo petasen con Los tres mosqueteros.

Keane dijo...

Un placer poder seguirte leyendo y comentando aunque sea con este formato.

Vaya batacazo de la Disney con 'Noche de miedo', me parecían muy excesivas las copias pero nunca pensé que fuese a entrar tan floja.

En futuras entradas se agradecerían también (no sé si ya lo descartaste) las cifras del resto de estrenos minoritarios; como han sido esta semana 'Black Heaven', 'El Cairo 678', 'Stella' y 'Divorcio a la finlandesa'.

Un saludo

fernando dijo...

A mi también me gustaría leer sobre las pequeñas,Pau Brunet suele hacerlo cada semana.

Miguel Ángel dijo...

Hola Juan:

Celebro que este formato lo mantengas. Si nosotros respondemos, todo seguirá igual... Y tendría que ser así.

Un pequeño comentario a colación de la fiesta del cine. Nunca he tenido la sensación de que este sector sea un "mercado-precio". En este foro, siempre se ha justificado que los incrementos del precio de la entrada explicaban nuestra evolución en la asistencia a las salas inversa a la de otros países limítrofes. Yo siempre he pensado que, aunque todo ayuda, el incremento que se ha producido en España, aún siendo inoportuno, no es extraordinariamente desproporcionado (por cuantificarlo: un diferencial de 15 puntos porcentuales en un sector que no es "mercado-precio" puede generar oscilaciones pero no hasta el punto de invertir tendencias), por lo que no puede tener un efecto de esta índole.

Yo soy más de la opinión de que la película se ha convertido en los últimos años en un producto de poco valor para el consumidor. Y esto es más complicado de revertir que el precio de la entrada. Uno pensará: claro, la piratería... No es la única causa, y aunque tiene peso, sinceramente no creo que sea la más importante. Hay muchas otras en las que el sector ha contribuido soberanamente, y no nos vamos a extender aquí.

Y hago este comentario a colación de la fiesta del cine, porque aún siendo una iniciativa muy loable, apunta en la misma dirección: supone un menoscabo del valor intrínseco del producto. Nada importante... no seremos tan ingenuos de ver fantasmas dónde no los hay. Pero sí que, desde mi modesto punto de vista, puestos a hacer una iniciativa para fomentar la asistencia a las salas, se podrían buscar fórmulas imaginativas que fueran en la dirección de "aportar valor" al producto, en lugar de situarlo en la "onda" de los que no van al cine porque lo prefieren ver gratis y mal y que, probablemente, nunca más van a volver (con asiduidad, me refiero).

Saludos.

coxis dijo...

¡Genial que siga el blog!

Ayer era festivo en Murcia y tocaba ir al cine en plan family, la peli elegida: Phineas y Ferb, pase de las 18:30. El cine lleno hasta la bandera, hacía tiempo que no lo veía y me dio mucha alegría. La peli dura 70 minutos y los críos lo pasan pipa.

No me sorprende que Fright Night haya hecho plof, yo la habría dejado para finales de octubre. O será que el futuro está en el cine familiar, como otras veces aquí has apuntado. El éxito más gordo a nivel internacional desde hace varias semanas es Los Pitufos. Los estudios tendrán que tomar nota...

Buen miércoles.

Anónimo dijo...

¿Y que pasa con los demás estrenos?
¿Qué pasa con las pelis pequeñas?
¿Es que han cambiado la contraseña del Ediflash?
¿Stella?
¿Stella?
¿Stella?
¿Stella?

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo en vuestras apreciaciones sobre la "fiesta" del cine. Que se ofrezca la posibilidad de asistir por 2 euros no es un menoscabo al trabajo y el valor de una entrada, considerando que exista un justiprecio. Recordad que en todos los sectores existe algo así... ¡¡incluso en los pueblos marisqueros montan las fiestas del marisco!!.
Es tan sencillo como "celebrar" las bondades de lo bueno. En este caso, celebrar el cine en el cine, y si muchos acuden por los 2 euros, y comparan la pantalla y sonido que disfrutan con la pantalla y sonido de un título "bajado" y visto en casa... pues bienvenido sea, porque puede que incluso repita experiencia en salas con mayor asiduidad.

En cuanto al regreso, creo que Juan opta más por ofrecer una entrada semanal únicamente para que los foreros "demos vida al blog". Y con eso, deberíamos ser nosotros mismos los que suministrasemos datos de esos títulos "menores" que echáis en falta. Sería más interesante que la simple mención de los datos, sin análisis alguno, como otros hacen.
En fin, que bienhallado el foro!!

Jalt Vader dixit

Anónimo dijo...

Ah, una cosa más. Dice Fernando que la estrategia de Paramount de estrenar HUGO en USA en diciembre y esperar a inicios de 2012 para estrenarla en el resto del mundo indica desconfianza en la película. Yo diría que es todo lo contrario. La presenta en USA a tiempo de entrar en la temporada de premios, especialmente cara a los Oscar, para ofrecerla luego en Europa y resto del mundo, ya con el valor de los premios y nominaciones conseguidos por la película. Una estrategia absolutamente clásica, seguida por los estudios durante muchos años y con muchos títulos.

Jalt Vader dixit.

Juan Herbera dijo...

Hola a tod@s:

En cuanto a las cifras, como bien apunta Jalt Vader, el post es una excusa para que sigan vivos los comentarios. Si empiezo a detallar los resultados de las películas fuera del Top20 o el desglose por formatos, volvemos a donde estábamos. Y eso, hoy por hoy, no va a suceder.

(No obstante, a todos los que tengáis iPhone, la aplicación FilmScope de Rentrak es muy, muy barata, y actualiza los datos de taquilla entre lunes y martes. Informa de cines, recaudación bruta y acumulados. Y permite consulta de históricos. Y de muchos mercados mundiales. Blanco y en botella...)

Respecto a la fiesta del cine estoy de acuerdo en que hay que llevar a cabo acciones que congratulen al espectador con el cine. Ofrecer pelis a 2€ es una buena medida. No obstante, me parece que es poco agresiva visto el momento de caída de la asistencia. ¿Sería tan dramático que la oferta durase una semana completa? Estoy seguro de que muchos más espectadores se beneficiarían a la corta y, quizás, beneficiarían al sector a medio y largo plazo. Es sólo una opinión particular.

Miguel Ángel:

Por no volver al debate sobre si la crisis tiene mucho o poco que ver con el precio, ya hice un artículo aportando cifras de la última década. Soy de la opinión de que el precio no es el único causante de la crisis pero sí uno destacado.

La subida en España ha sido excesiva, desproporcionada, y eso, acompañado de un cansancio entre los espectadores por recibir un producto decepcionante (y que al repetirse esa decepción con frecuencia acaba por hacer percibir que el precio es demasiado alto para tanta insatisfacción), de un abandono en la atención al cliente en muchos cines, de la facilidad para acceder a la piratería y las descargas ilegales, del cambio de gustos entre los consumidores más jóvenes no convenientemente detectado por las distribuidoras...Todo eso ha llevado a que el descenso en la asistencia sea tan marcado aquí y no tanto en otros mercados equivalentes por potencial y hábitos de consumo.

Sí, el sector tiene mucha parte de culpa (productores, distribuidores y exhibidores y, también, administraciones). Podemos extendernos todo lo que queráis. Para eso estamos.

Madavar dijo...

Aurum se atreve con Arriety en 132 cines, también en Cinesa. Pasada.

Miguel Ángel dijo...

Hola JUAN Y JALT VADER:

En mi comentario hacía referencia que el menoscabo era al valor del producto (no al de la entrada, en relación al comentario de Jalt Vader y que no sabría decir muy bien qué quieres decir con ello).

Mi planteamiento es que tengo la percepción de que el valor de mercado del producto (es decir, el valor que la gente le da a una película, no al hecho de asistir a la sala, sino al producto en sí, cualquiera que sea el soporte y el foro en el que se utilice) es cada día más bajo.

Lo mismo que le ha pasado a la música: hoy, escuchar una canción no vale nada, y por canales totalmente legales. Yo no digo que la gente no valore la música, sino que no le da valor de mercado. Y el cine o las películas, está en el mismo camino que la música, en una fase muy indiciaria probablemente, pero en el mismo camino.

Y este factor se "ha conseguido" y se "conseguirá" por muchas vías, algunas de las que ha apuntado Juan y otras. Pero la piratería no es la única causa, y aunque no tengo muy claro que sea la más importante, de lo que estoy seguro es que como mínimo es el detonante de otras muchas (por poner un ejemplo, alguien se ha parado a pensar el tipo de películas que regalan cada domingo con cualquier periódico. Y la gente las rechaza de manera MASIVA por 50 miserables céntimos... visto por mis propios ojos).

A eso me refería. Desde mi punto de vista, la fiesta del cine apunta en la misma dirección. Se podría plantear vales de 3 sesiones toda una semana por 6 €, y el precio sería el mismo pero en cambio el matiz de comunicación sería diametralmente opuesto. Y pongo este ejemplo de alternativa, como cientos que se nos puedan ocurrir y que mejorarían la propuesta de la fiesta. Y creo que estos matices, en el momento en el que estamos, no son baladí. Ya veremos la respuesta que habrá, pero yo no descartaría que la asistencia sea más baja que la del año pasado (siempre que la campaña de comunicación sea igual de efectiva, aunque tengo la sensación que este año la gente está más al corriente de la fiesta)

Y todo en el bien entendido de que creo que el problema que hay de verdad en nuestro mercado doméstico es el desplome en el valor de mercado del producto, y especialmente en la gente joven, más allá del sobreprecio respecto a otros mercados limítrofes, que aún siendo perjudicial no es determinante (porque parto de la premisa, a riesgo de equivocarme por falta de datos más empíricos, de que el cine no es un mercado-precio).

Perdonad el rollo.

Saludos.

Juan Herbera dijo...

Miguel Ángel:

De rollo nada. Esta es la salsa del blog.

Y además coincido contigo en la pérdida de valor del cine como producto de consumo, especialmente entre la gente joven.

Y precisamente por eso, si no se hace algo muy significativo y con urgencia, corremos el riesgo, como tú muy bien apuntas, de que le pase al cine como a la música (si no le está pasando ya). Y aquí no hay giras de conciertos que puedan compensar.

En cuanto al precio, al margen de las discrepancias que podamos tener, si ha hecho daño, el daño está hecho. Yo no apuesto por una bajada de precio salvaje por lo que habrá que pensar en otras soluciones (moderación, flexibilidad, fidelización...)

Gracias, de verdad, por aportaciones tan interesantes.

Jalt Vader, toma el testigo...

fernando dijo...

Aurum se convierte en la primera distribuidora nacional que estrena una película en IMAX

Cinesa confirma que estrenarán LOS TRES MOSQUETEROS en IMAX (imagino que en 3D).
http://www.cinesa.es/imax/

Enhorabuena a Aurum por el logro y espero tengan toda la suerte dle mundo con la película,el trailer pinta fenomenal,lo avala el exitazo que esta teniendo en Alemania.
Lástima que en valencia no tengamos una Imax,pero si que me ire a verla con toda la family en 3D.

Martin Pawley dijo...

Entre 2001 y 2010 los precios crecieron en España aproximadamente un 27% (datos de IPC); el precio de las entradas en ese mismo período subió un 55%, es decir, el doble. El precio es, sin duda, un factor decisivo. Por supuesto que existe un "día del espectador" a la semana para ver una película por 4 o 5 euros; pero el hecho es que cuando los papás se llevan a los niños el fin de semana al cine a ver LOS PITUFOS entre las cuatro entradas de 3D, los refrescos y las palomitas se acaban gastando 50 o 60 euros. Y sí, ya sé que los creadores de LOS PITUFOS no tienen la culpa de las palomitas, pero al consumidor que paga ese dinero por dos horas de entretenimiento en el fondo eso le da lo mismo, lo que lamenta es el total.

Habla Miguel Ángel de las promociones de los periódicos que la gente rechaza. Bueno, yo eso no lo veo necesariamente como un síntoma de desafecto al cine, sino a sus formatos y soportes de comercialización, especialmente entre la gente joven. Con la música es más acusado: yo mismo ya no sé muy bien qué hacer con un CD, me resulta infinitamente más práctico manejar mp3, tanto en el ordenador como en el teléfono. Y con el cine lo mismo. Tengo montones de DVDs comprados que seguramente no volveré a ver jamás y la verdad es que "es más cómodo" de gestionar un fichero digital con una mínima calidad que un DVD. El soporte plástico "no lo necesito". Y a medida que se generalicen las bibliotecas online y los servidores de películas con tarifa plana, ni siquiera será preciso "conservar" copia de las películas, sabremos que cuando las necesitemos "estarán ahí". Para mí hoy en día ya sería preferible comprar una película en forma de fichero digital que en una caja de plástico, como ya hacen en Francia en los Cinemas Utopia (por cierto, ¡qué buena idea, y qué elemental, la de que una sala de cine venda películas, ¿no?). Parto de la base en cualquier caso de que la experiencia de ver películas en casa es un sucedáneo pésimo pero inevitable de la de ver cine en un cine.

Martin Pawley dijo...

Un aspecto importante que apuntaba Juan es el de la fidelización. En efecto, el más que probable daño provocado por la subida de precios ya es irreversible, pero sí sería conveniente que las salas se plantearan fórmulas de "recompensa" al espectador, que premien su asistencia habitual de forma seria, con promociones que no parezcan una tomadura de pelo (cuando fui a ver LA PIEL QUE HABITO me dieron una tarjetita en el cine con la cual si acumulaba algo así como catorce películas vistas en unas pocas semanas me regalaban ¡una entrada! ¡Qué impresionante alarde de generosidad!).

Miguel Ángel dijo...

Hola:

Como muy bien dice Juan, aquí no hay conciertos que solventen la papeleta.

Insisto en mi planteamiento. No he dicho que exista una desafectación respecto al cine (cualquiera que sea su soporte), sino que el consumidor cada día le da un valor de mercado (un precio de mercado si quieres) como producto más bajo. Son conceptos distintos.

Hoy, una canción la puedes tener gratis en mil canales distintos y legales. Tienes hilos musicales también en otros tantos canales, también legales. Todo gratis. El planteamiento hace unos años era que había que replantearse el negocio tradicional y que el mundo virtual ofrecía nuevas alternativas. Lo importante era estar presente en la red. Hoy, esta teoría como modelo de negocio ya no se sostiene. La gente valora la música como producto cada día más (porque tiene acceso a una diversidad infinita, mucho más que antes), pero el valor de mercado del producto es nulo. Lo que se ha desplomado es su valor de mercado, no el producto en sí. A eso me refería con los periódicos y con la propuesta de la fiesta del cine (entre otros muchos factores, cuidado): que en lugar de reforzar el valor del producto, apunta en la línea de menoscabar la percepción del valor de mercado por parte del consumidor. Y vuelvo a coger el mismo ejemplo: tu haces un vale para 3 sesiones por 6 €, y el consumidor se queda con la idea de que le estás obligando a asistir a una sala de cine 3 veces en una semana con la idea de promover su asiduidad (y no que el precio de la entrada es de 2 €), cuando en realidad tanto en esta propuesta como en la que finalmente se lleva a cabo, el precio es el mismo. Pero se nos podrían ocurrir otros cientos de ejemplos.

Y soy escéptico con la fidelización, porque ésta es efectiva cuando el valor de mercado del producto no está menoscabado. Iré a un supermercado que me fidelice en lugar de a otro, porque necesito comprar comida y ésta para mi tiene un valor-precio. Pero si el acceso a los melocotones es sencillo y semigratuito, la fórmula de fidelización que me ofrezcan me la pasaré por el forro. Perdonad este ejemplo burdo.

Y con todo el cariño del mundo, Martin: con tu bagaje profesional (he visto el enlace), tu no eres el perfil a trabajar. Tu sí que eres susceptible de ser fidelizado, pero no eres la principal preocupación de la industria (ni de cerca...). Tu serás de los últimos en abandonar el barco.

La música acabará siendo un puro escaparate para generar ingresos colaterales. Habrá que estar en las fórmulas gratuitas para recoger los beneficios vía publicidad, vía conciertos, vía canales audiovisuales, vía prensa del corazón, vía lo que te puedas imaginar... Más o menos como en el deporte: cobras 6 millones de € por una ficha, y 30 por otros conceptos. ¿Dónde está el verdadero negocio? ¿En los soportes vendidos (archivos digitales, lo que queráis) o en la portada del Lecturas o en el anuncio de la colonia del momento vía TV, vía virtual, vía lo que queráis?

Si estuviéramos en el escenario de laboratorio de que el cine fueran 3 minutos en lugar de 90, me temo que ya estaríamos de lleno en este debate. Como no es así, habrá que esperar un tiempo.

Saludos.

Keane dijo...

Haciendo un breve inciso, me extraña que por aquí no se haya hablado aún de 'Capitán Trueno'. No sé si habréis visto el cartel y el tráiler, pero se lleva años hablando de este proyecto y a falta de menos de un mes para su estreno las sensaciones no pueden ser peores. Ojalá me equivoque, pero tiene toda la pinta de batacazo.

Juan Herbera dijo...

Keane:

En efecto, CAPITAN TRUENO tiene una pinta infumable. Una verdadera lástima. Aunque nunca es bueno precipitarse (hay que esperar a ver el producto final a pesar de que el olfato no sea nada bueno) es como si la primera adaptación de SPIDERMAN fuese un fiasco. Un cómic de aventuras que marcó a más de una generación, que ha esperado tanto para llevarse a la gran pantalla, merecía una adaptación de primer nivel.

En cuanto al debate en que participan Jalt Vader, Miguel Ángel y Martin Pawley, me mantengo al margen para disfrutarlo hasta el último detalle. Que siga vivo, por favor. ¡Qué razón teníais los que decíais que en éste blog lo de la taquilla era la excusa!

Martin Pawley dijo...

Miguel Ángel, comparto en líneas generales lo que dices de que se ha desplomado el valor de mercado del cine, que muchos consumidores no hacen el esfuerzo de ir a ver una película concreta porque "ya tienen demasiadas películas a su alrededor". Pero también me pregunto por qué sucede eso en España pero no en Francia, Italia, Argentina o incluso Portugal (que es un mercado muy modesto, pero también muy estable, sin caídas relevantes en los últimos años). En España hemos perdido una tercera parte de los espectadores en diez años; el año 2010, que aquí fue malo tirando a pésimo, coincidió con cifras record en Francia. ¿Por qué esa cadena de valor se deshace en España y no al norte de los Pirineos? ¿Acaso allí no hay también una sobreoferta de películas en diferentes soportes y plataformas que podrían invitar a no ir al cine? Algo habremos hecho específicamente mal en España, y puesto que el grueso de la programación es la misma aquí que allí, no podemos echarle la culpa a los contenidos. Habrá que considerar otros factores diferenciales, y desde luego la espectacular subida de precios no debe ser un elemento a olvidar.

Cuando uno va cualquier fin de semana a un centro comercial constata que buena parte del público son adolescentes/post-adolescentes; gente joven, muy capacitada para descargarse todo de la red. Pero ellos "siguen yendo al cine", ven muchas películas aquí y allá, pero siguen valorando especialmente la experiencia comunitaria de ir al cine con los amigos, entienden que la pantalla grande es especialmente apetecible para ciertas películas. Son ellos, los menos atados a los soportes, los que han triturado las cadenas de valor de sus mayores, los que en cierto sentido siguen sosteniendo una parte importante del mercado.

La fidelización tal vez no arroje resultados, pero primero habrá que probar si funciona, en serio (y fidelizar no consiste sólo en hacer una tarjetita con tu nombre: además esa tarjetita debe servir para algo). Y esas estrategias de fidelización deben ser diferentes, versátiles: lo que "fideliza" a una familia que busca en las salas LOS PITUFOS y KUNG FU PANDA no es, obviamente, lo mismo que me fideliza a mí. Para el cinéfilo que acude a salas de versión original la estrategia seguramente no pasa por ofrecerle un combo mediano de refresco y palomitas cuando acumula media docena de entradas compradas en dos meses, sino otro tipo de ofertas: ¿qué tal una suscripción durante unos meses a CAHIERS DU CINEMA o DIRIGIDO POR, pongamos por caso? Eso sería muy fácil de gestionar con las empresas editoras. Y por supuesto las acciones promocionales tienen que ir cambiando con el tiempo: regalos o descuentos en libros de cine, DVDs, acceso a pases especiales y preestrenos, etc. Hay miles de ideas que todos tenemos, a costes mínimos.

Miguel Ángel dijo...

Hola Martin.

Un placer leerte.

Me faltan variables y tiempo para analizarlas, pero es evidente que ha de haber más razones que las puramente relacionadas con los precios de las entradas. De entrada, y buceando un poco por la red y sacando algunos datos, nuestra renta per capita es inferior en un 30% a la francesa, y en cambio el precio de la entrada es un 5% más alto (con datos de 2010). Si te ciñes a estas variables (que tampoco son las únicas que hay que tener en cuenta, pero pueden ser un buen indicador), nos saldría un precio de entrada en nuestro mercado excesivamente bajo (alrededor de 4,5 € en 2010 frente a los 6,6 € reales). Algo no casa, o todo a la vez, y a los dos lados de las fronteras. Habría que analizar otras muchas variables: el coste medio por m2 de inversión en salas (algo que sospecho tampoco habrá sido proporcional a este ratio, lo que afecta al coste de recuperación de la inversión), la rentabilidad media por espectador (el papel que juega la distribución en cada país), el consumo medio de productos impulsivos en los centros, etc, etc, etc.

Y si en Francia aún no ha pasado lo de aquí, a lo mejor es únicamente porque el haber hecho mejor las cosas en algunos aspectos estos últimos años, hace que estén demorando el escenario que tenemos aquí. Pero sólo demorándolo... Tampoco lo descartes.

Lamento no aportar mucha luz, pero me faltan datos empíricos con los que hacer aseveraciones categóricas. Y prefiero no dejarlo simplemente en el terreno de las intuiciones. Pero me parece un debate muy interesante el descifrar porqué lo que pasa aquí no pasa en Italia o en Francia. Probablemente en estas causas está la clave de los retos que la industria (internacional, en este caso) deberá afrontar en los próximos años.

Un abrazo.

Juan Herbera dijo...

Miguel Ángel:

He repetido en ocasiones precedentes que el precio de las entradas no es la única razón que explica el adelgazamiento del mercado español. Hay otras y muy importantes variables apuntadas por éste foro (afortunadamente, si no sería muy fácil dar con las claves y explicar todo lo sucedido. Y muy fácil arreglarlo. Y no es así).

Pero no puedo dejar de insistir en un extremo: si la renta per cápita, el nivel de vida, el poder adquisitivo, es un 30% inferior en España que, por ejemplo, en Francia. ¿por qué el precio medio de la entrada es el mismo? Unos dirán que Francia debería tenerlo un 30% más caro; yo me apunto a los que dirían que no guarda relación nuestro precio con el suyo, por excesivo el nuestro.

Reitero mi convicción de que aquí se ha querido ir muy rápido y muy lejos. Y si en otros países del entorno más próximo no ha caído tanto el mercado (obviamente puede caer cualquier día pero hemos recorrido el mismo camino en el mismo tiempo) algo mal habremos hecho. Y entre lo que hemos hecho mal está la urgencia por subir precios.

Sé que es una opinión rebatible y respeto enormemente otros puntos de vista (no sólo los respeto, los quiero conocer para ampliar mi conocimiento sobre el tema) pero por más que lo analizo (y os aseguro que llevo años fijándome en el tema de los precios) soy incapaz de restarle importancia a la subida del precio medio en los últimos años.

No se trata de enquistarse en esa única variable. De hecho también he dicho que bajar los precios ahora no resolvería el problema a la larga. Pero es bueno identificar los errores para mirar hacia el futuro con más garantías de éxito.

Apuntas razones que aquí también se han comentado. Por ahí hay que avanzar. Pero sin olvidar que la globalidad de los espectadores (no sólo unos cuántos ni los que quieren ver un determinado título con urgencia) agradecerán que se tenga en cuenta que el precio de la entrada es una variable muy importante a la hora de tomar la decisión de acudir a una sala de cine. Si perciben que se les tiene en cuenta y se toman medidas para suavizar la sensación de que todo se ha vuelto muy caro, probablemente todos salgamos ganando.

Ánimo a los demás. El debate está muy vivo!

Martin Pawley dijo...

Miguel Ángel:

Me parece entender que, en tu opinión, lo que hay es una crisis general del cine que aún no se ha manifestado "del todo" en ciertos países. Si tienes razón o no lo sabremos dentro de diez o veinte años (y ojalá te equivoques!); pero el hecho "hoy" es que el negocio del cine está en crisis en España y Alemania (y mucho, sobre todo en España), pero "ni de lejos" en el Reino Unido, Italia o Francia, por no hablar de todos los mercados emergentes (China, Rusia, Brasil, México). La proliferación de pantallas, la piratería y la sobreoferta de contenidos se da igual en todos estos países, con circunstancias económicas muy diversas, pero en ellos no se ha roto esa cadena de valor de la que hablas. Incluso en EEUU la caída de espectadores es mucho menos acusada que aquí, y eso que ellos parten de unos datos de asistencia media muy altos.

Así que vuelvo a insistir en el precio, porque posiblemente tengamos razón los dos. Esto es, en ese contexto que tú comentas en el que no se valora el producto fílmico, el encarecimiento desmedido del precio de la entrada no es precisamente "una ayuda". Si alguien quiere ver LA PIEL QUE HABITO hoy en A Coruña pagará 7,5 € por verla. Si viviera en Burdeos, además de cobrar un 30% más podría ver la película de Almodóvar en el Cinéma Utopia por 6 €, o 4,5 € si adquiere un abono de 10 entradas. Y el abono de 10 entradas yo lo compraría sin dudarlo, vamos, porque en ese mismo complejo de salas hoy mismo se puede ver también UNA SEPARACIÓN (Oso de Oro en Berlín), LA GUERRE EST DÉCLARÉE (una de las películas mejor acogidas en las secciones no oficiales de Cannes 2011), HABEMUS PAPAM de Nanni Moretti o MELANCHOLIA de Lars von Trier... Y a la cadena Utopia, que está establecida en cinco ciudades, parece irle muy bien (y no hablamos de grandísimas urbes: Avignon por ejemplo tiene menos habitantes que Santiago de Compostela).

Martin Pawley dijo...

Hay otro elemento interesante, que es el creciente divorcio entre cine "comercial" y "de autor". No niego que los grandes números van asociados al primero, pero no creo que sea buena idea renunciar al espectador cinéfilo que va en busca de productos que no le ofrecen (empezando por la V.O., inexistente fuera de las grandes ciudades y que ahora con la generalización del DCP es asumible por cualquier sala).

En A Coruña hay cuatro complejos de salas (Cinesa, Filmax y dos de Yelmo), vinculados a centros comerciales y con un total de 43 pantallas... pero el número de películas que ofrecen entre todas es de sólo 24. Hay ahora mismo diez películas presentes en los cuatro complejos (COMO ACABAR CON TU JEFE, LA CARA OCULTA, LO CONTRARIO AL AMOR, COWBOYS & ALIENS, LA DEUDA, NOCHE DE MIEDO, LA PIEL QUE HABITO, LOS PITUFOS, REGRESO AL PLANETA DE LOS SIMIOS y SUPER 8) y otras seis pueden verse en tres de ellos (ANIMALS UNITED, EL ARBOL DE LA VIDA, ARRIETY, BROOKLYN, COLOMBIANA, PHINEAS).

Al mismo tiempo en A Coruña está la sede de la filmoteca galega, el CGAI, que ofrece dos proyecciones diarias de martes a viernes y otra los sábados, nueve en total, con una asistencia media algo superior a los 30 espectadores por sesión. El Concello tiene dos salas más, las del Fórum Metropolitano, que ofrecen cine de jueves a sábado (diez sesiones en total), con medias de asistencia más que aceptables. En todos estos casos lo que se exhibe es VO, cine de autor, etc, a precios reducidos y alejado del calendario de estrenos.

Como podeis sospechar soy público bastante fiel del CGAI y del Fórum, y ahí me encuentro sistemáticamente con mucha gente asidua que "ha desertado" de los centros comerciales, pues en ellos no suele encontrar lo que desea, y cuando aparece llega en circunstancias indeseables (doblado, por ejemplo). ¿Por qué las salas comerciales no se plantean hacerle algún guiño a ese público? ¿Por qué no apostar por otros títulos "durante la semana", cuando las cifras de asistencia caen drásticamente, intentando atrapar cinéfilos con una oferta diferente, y una buena política de precios o de fidelización? ¿Por qué no programar las salas "de verdad", al estilo de lo que hacen los Cinemas Utopia? Si todas hacen exactamente lo mismo, ¿de qué se quejan?

Anónimo dijo...

Bueno, antes que nada, disculpar mi ausencia del debate... pero es que estamos en fiestas en mi ciudad (Albacete) y esto de la red pasa a un plano no ya secundario.. sino terciario!!!
Por lo que decíais de los precios: se han sobredimensionado. Eso no es discutible, lo siento por quienes penséis diferente. Estoy de acuerdo en que se han sobredimensionado en TODO. Y yo cuando defiendo ante cualquiera los precios del cine lo hago comparándolo con el de una copa. Siempre. Porque han subido en el mismo contexto, tiempo y medida. Pero... ¿a alguien le parecen justos los precio de una copa hoy?. Son insultantemente altos, como alto es el precio del cine.
En mi ciudad el complejo YELMO ha acusado muy mucho ese problema, ya que fue noticia a nivel nacional que su multiplex era el más caro de España, por un informe de la OCU. Hace unos meses rebajaron el precio a 7,50 euros (antes eran 8,00 euros)... pero ya era tarde. El publico ha desertado. Su complejo es un complejo fantasma. Es lo que los economistas llaman "desgaste de marca". Su desprestigio es tal que la apertura de un segundo complejo hace unos días aquí ha supuesto una dura crítica en la red, ya que no sólamente han eliminado a la competencia, sino que han construído un monopolio. Nadie quiere ir al cine en mi ciudad.. y el problema es el precio, únicamente, y la mala fama del complejo. Sobreviven (fuentes directas me lo dicen) gracias al público de provincias, que viene los fines de semana. Y aún así han abierto un complejo con 7 salas con proyección 4K. Sólo para que no entrase otro circuito en la ciudad, y poder mantener el monopolio.

De este caso, concretísimo y local, se pueden desprender muchas conclusiones, pero desde luego ninguna buena.

Por cierto, Martin, la única sala al margen de Yelmo en Albacete es también la Filmoteca, como indicas respecto a Coruña. Pero me sorprenden las cifras que das de asistencia, porque aquí las cifras por sesión son muy altas, superando los 200 espectadores como media. También es cierto que su aforo supera las 300 butacas.. ignoro si la sala de la CGAI sólo tiene 50 o 100 butacas, como sucede en otras filmotecas, que se encuentran con medias bajas a causa de su aforo...

Y por entrar en materia: el cine ha dejado de ser algo que aunaba industria y ocio. Ahora es simplemente negocio. Eso ha complicado las cosas. El público se ve menospreciado. Entiende que paga muy mucho por un servicio muy menor. Y además, desde hace unos años, encuentra títulos en internet, con buena calidad, a precios reducidos (cuando no gratis). Naturalmente los primeros en morir han sido los videoclubs, pero los actuales moribundos son los cines. Aun así no nos engañemos. El cine sobrevivirá, porque los estudios y distribuidoras necesitan ese escaparate para vender DVD-BD, y para vender derechos de antena. Si no fuese por los mercados secundarios el mercado principal moriría. Larga vida al cine... pero sin los cines parecen decir los estudios..

De todos modos, ya he dicho alguna vez aquí que para mí el cine ya ha muerto. No me gusta el soporte digital. No me gustan las proyecciones 4k, y mira que son lo mejor de lo mejor (hasta el siguiente avance). Me gustaba la cadencia lumínica del proyector. La visión imperfectamente perfecta del 35 mm. Eso era la magia del cine. Hoy sólo hay películas.

Jalt Vader dixit.

Anónimo dijo...

..por cierto, los virtuales 30 millones de dólares y número 1 de la taquilla para EL REY LEÓN me han reconciliado con mucho de lo que discuto en el post anterior. Todavía hay espectadores. Al menos.

Jalt Vader dixit.

Juan Herbera dijo...

Jalt Vader:

Tras disfrutar leyendo tu comentario y coincidir en buena parte de sus afirmaciones, no olvides que la reposición de EL REY LEÓN ha sido pensada para digital 3D. Al final también han entrado salas en 2D pero creo que no ha habido copias en 35. O sea, el digital permite que haya espectadores que se reconcilien con las salas (los que ya la vieron en su día; yo la distribuí!!) y que otros muchos descubran una película que sigue siendo la más vista en animación tradicional. Cosas de la vida!

Miguel Ángel dijo...

Hola a todos:

El principal regulador del precio es el propio mercado. No me imagino a unas cadenas en pleno ejercicio de avaricia, sobredimensionando el precio de forma innecesaria en detrimento de su "propio pastel". Hay gente muy lista en todos los negocios y en éste, también.

Puesto a dar rienda suelta a la intuición (y no quería hacerlo, porque preferiría tener datos objetivos), entiendo que a diferencia de otros países lo que se ha sobredimensionado aquí en España es la oferta de salas por un descontrol o una facilidad de acceso a la financiación (pública, -sí sí, pública- y privada) todo en el bien entendido de llegar el primero en la carrera por el control de cuota de mercado (1 pantalla por cada 10000 habitantes). A partir de aquí, incremento de los plazos de amortización, necesidad de incrementar las disponibilidades financieras para cubrir los plazos de amortización, un mercado "alegre" que va engulliendo con facilidad ese diferencial añadido (década dorada) que supone el incremento de precios, pasarnos de frenada por el estado de necesidad, etc, etc.

Pero ha llegado un escenario, digamos, imprevisible. En este escenario, el menoscabo del valor de mercado del cine es una consecuencia (nunca la causa del problema). En los países en los que durante esta época dorada se han arbitrado criterios coherentes y no descontrolados (en cuanto al precio, pero también otros muchos factores que van en la línea de valorar la presencia del producto en el mercado) tendrán procesos de deterioro más lentos (quizás aún no los han iniciado). Pero allí en donde las cosas no se han hecho bien, son los primeros que reciben.

Esta es mi percepción. No encuentro ningún argumento para no pensar que al cine no le pasará con el tiempo lo mismo que le ha pasado a la música. Y a la música lo que le ha pasado no es que no se valore el producto, insisto lo dicho en otro post, sino que lo que se ha desplomado es su valor de mercado. Nadie quiere pagar ni 1 € por escuchar música, y ahora hay más cultura que nunca. Habrá que redefinir el modelo de negocio, y se hará y punto (ya hice algún comentario al respecto en otro post).

En mi opinión, lo que está pasando en España es una reproducción de muchas prácticas como la que ha contado Jalt Vader de Albacete (algunas que tienen que ver con las salas, y otras con prácticas audiovisuales paralelas, como el ejemplo que mencioné en un post anterior sobre las promociones de los periódicos, o cualquier otra que se nos ocurra). Todas en la misma dirección: ayudar a menoscabar el valor de mercado del producto audiovisual.

Ha llegado el momento en el que factores exógenos ponen en peligro el valor de mercado del producto, y nos damos cuenta de que con esos (véase Albacete) factores endógenos ya lo hemos ido erosionando poco a poco. Y ahora ya es tarde. Y esos factores exógenos tiene en su "target primario" (permitidme la expresión) el perfil primario que va al cine precisamente. Peor aún.

Y ahí está el reto. Hay que entender que España es un territorio privilegiado en este aspecto. Y lo digo de verdad. Nuestro mal hacer nos pone en el punto de mira de la industria.

Martin Pawley dijo...

Jait Vader:

El aforo del CGAI es de 110 butacas, creo recordar. Tiene una programación sensacional y puntera, con propuestas muy arriesgadas; pero bueno, para eso está una filmoteca. La de Albacete tiene una oferta deliberadamente más popular, y es el espacio en el que se estrenan en la ciudad películas que no llegan a los cines, tipo INSIDE JOB. Albecete programa HEREAFTER y PIRATAS DEL CARIBE 4; el CGAI se mueve en otra línea bastante diferente, y así en las próximas semanas mostrará cine experimental español, obras de Bill Morrison, de Deborah Stratman... y también acogerá una conferencia de Juan Herbera, por cierto. Eso explica las diferencias de público. En cualquier caso, una media de 33 por sesión no está nada mal... un martes a las 18h sospecho que pocas salas de A Coruña tienen tanto público.

Martin Pawley dijo...

Miguel Ángel:

El ejemplo de la música es bueno, y no comparto tus conclusiones. No creo que la gente no esté dispuesta a pagar por la música, sino por ciertas formas de comercio de la música asociadas a un soporte plástico (comercio del que la industria nunca comprendió su carácter coyuntural). Pero la gente sigue pagando por los conciertos, también los jóvenes, que se gastan un dineral en festivales de verano. Lo que pagan es una experiencia irrepetible, única; y no están dispuestos a pagar por experiencias que no lo son. No compran CDs porque prefieren el mp3, que circula por ahí, o porque pueden escuchar la canción en Spotify, y la sensación es muy semejante. Pero un directo no es imitable: o estás o no estás.

Desde que intuyó que el negocio del vídeo iba a ser fabuloso la industria del cine empezó a "echar a patadas" a los espectadores de las salas. Les (nos) convenció de que ir al cine era una lata, que era mucho mejor quedarse en casa viendo las películas en VHS, y luego en Laserdisc, y después en DVD, o a través de las platadormas de televisión. Esa apuesta desmedida, voraz y codiciosa por el "cine en casa" (una contradicción en los términos) supuso un hachazo brutal para el negocio de las salas irreversible. En ese momento se perdieron generaciones completas de espectadores, a los que se les vendió la idea de que lo importante del cine no era la experiencia, sino "el relato", enterarse bien de lo que pasa y esperar que el final de la peli sea feliz; y para eso es mejor verlo en tu sofá con la familia.

Pero el cine de verdad es otra cosa, como bien apunta Jait Vader (aunque yo también defiendo la experiencia gozosa de una buena proyección digital, que para ciertas películas puede ser imbatible). Y en mi opinión lo único que puede sostener el negocio es eso, "la experiencia". La emoción de la pantalla grande, el visionado compartido, todo eso que conocemos bien. Esa emoción no puede reproducirse en un iPad, no puede descargarse, hay que vivirla, y pagar por ello. Los adolescentes se bajan series y pelis a saco, pero luego pagan 7 u 8 euros para ver SÚPER 8 o la de los SIMIOS; saben perfectamente que verla en una sala es otra cosa. No pagarían por la película en un plástico, pero sí por la experiencia de verla "de verdad" en un cine. Y yo también pago encantado, y pagaría más veces si la oferta que tengo cerca me animase a ello (pero si puedo evitarlo no pagaré ni un céntimo por ver una película doblada, o en condiciones de exhibición calamitosas).

Miguel Ángel dijo...

Hola Martin:

Insisto, un placer leerte.

Has matizado a la perfección el contenido de mi mensaje. En efecto, generalizaba: no se quiere pagar ni 1 € por la música, en términos de consumo masivo. Por supuesto que se compra música en Amazon y en otros portales virtuales, se pagan conciertos (como modalidad de consumo totalmente diferenciada), y seguro que aún queda algún superviviente en la geografía nacional que tiene un comercio al por menor. Pero imagino que se ha entendido lo que quería decir. El valor de mercado-precio es nulo y cuando el consumidor se rasca el bolsillo (que lo hace) es por valores añadidos: experiencia única (concierto), una afinidad especial con un determinado artista (compra de soporte); el momento de una canción especial (vete tu a saber)... Pero lo que sí está claro es que ha de haber ese valor añadido. Si no, no hay gasto (ni siquiera 1 € de la manera más impulsiva que te pueda venir a la cabeza). Y el valor añadido es eso: algo que se suma a la esencia del producto.

Este escenario no era el que había hace 20-30 años. El consumidor podía comprar un soporte de Depeche Mode o Bruce Springsteen porque era lo que se oía en aquel momento. Ahora, sólo lo compraría aquel para quien sea el grupo o el artista de su vida. Escucharlos, todo quisqui, pero comprar... Pues eso, que si el consumo depende del valor añadido, éste se desploma.

Trasladado este planteamiento al cine, es entender que la industria se sostiene por películas como Avatar (o Torrente 4, para no buscar el ejemplo excepcional). No. La industria no se sostiene por los 4 ó 5 Torrente 4 (en términos de recaudación) que pueda haber al año. La industria se sostiene de la asistencia continuada y rutinaria del espectador con independencia de la oferta existente. Esto es lo que se está perdiendo con el menoscabo del valor de mercado del cine. Si llega Avatar 2, aunque la industria esté hundida, batirá récords de recaudación igualmente.

Y a colación, hago un breve comentario: en París, las salas 3D cobran 13 € (3 € más que en Madrid; aquí sí que estamos en la onda del indicador de la renta per capita). Es decir, que aunque en Francia han hecho las cosas mejor que aquí (en cuanto al precio), llega el 3D (equiparable al concierto con la música) y se permiten el "lujo" de pasarse 4 pueblos con el precio. ¿O no? Es curioso... Quizás son conscientes de cuáles son las nuevas reglas del valor añadido por las que se rige el sector de la música.

Y para acabar, apostillar que no son mis inquietudes personales las que expongo. Nada más lejos de la realidad.

Un abrazo.

Martin Pawley dijo...

Miguel Ángel:

Yo no creo que el 3D sea tan caro... para mí el verdadero problema del 3D es que la industria ha querido convertir en normal lo excepcional. No está mal pagar 10 o 13 € por una experiencia singular (tipo AVATAR); lo malo es pretender que la gente pague todas las semanas esa misma cantidas por cualquier cosa. Y esa fragilidad del negocio 3D se está manifestando al mismo tiempo en todas partes: lo que hace sólo dos años parecía ser la panacea que haría ricos a todos, hoy empieza a ser visto como un lastre, y son muchas las salas (sobre todo fuera de las grandes ciudades) que no saben qué hacer con las copias 3D a la segunda semana de exhibición.

fernando dijo...

Que pasada de debate,me gusta,me lo he leido todo.

El cine sigue siendo el ocio con mayor influencia,aunque los videojuegos están empezando a asoamr el hocico,especialmente desde la llegada del estudio Rock Star (Grand Theft Auto,...,pero sobre todo el fenónemo L.A. Noire)

El caso es que (no se por donde empezar) hablando de españa,hay demasiados locales (de cine) que ponen el mimo tipo de producto,el mismo y eso hace que la percepción sea quiza algo más negativa,pues como se ha comentado se pierde a ese público que quiere apostar por algo diferente.

Sin embargo (para sacar un nuevo tema),ese algo diferente cada vez parece más cerrado,quiero decir,que el cine comercial se está radicalizando cada vez más (cuanto daño en este sentido la muy sobrevalorada franquicia Harry Potter) mientras que el cine más altenarnativo (ahora hablo de españa) no busca a un público joven,sino solo mantener a su adulto habitual;aunque los Cines Verdi estan buscando iniciativas para atraer al público de todas las edades a un cine más alternativo.

En Francia las salas más alternativas te ponen títulos para todas las edades y casi todas las semanas ponen títulos infantiles (esto lo va a cubrir los Verdi en españa) y títulos juveniles,algo que en españa solo se hace en festivales.

Si,es cierto,que el digital faciliataría mucho el tema*,otra cosa es que los exhibidores comerciales esten dispuestos a hacerlo.
*De hecho,creo que todas las copias de Arriety son digitales,una película así hubiese sido un suicido comercial estrenarla en 35mm.

El problema en este caso es de los exhibidores,que no quieren innovar,se han quedado en una fórmula muy estancada,y en este sentido el citado ejemplo de la cadena Cinemas Utopia en francia es simplemente magistral,por que he visto su web y tiene una programación y unas iniciativas excelentes.

Miskatónico dijo...

Fernando, yo también sospecho que Aurum ha decidido hacer un estreno exclusivamente en digital en los 132 cines/pantallas (81 copias, según Rentrak) que están proyectando "Arriety". ¿Alguién lo puede confirmar? ¿No han puesto en circulación tampoco, ninguna copia en versión original?

Juan Herbera dijo...

Martin:

He entrado a visitar la web de los cines Utopia de Burdeos. Sin profundizar en exceso, hay algo que me ha llamado la atención en la forma de programar: las películas se exhiben una sola sesión al día. No sé si es una costumbre de éste tipo de cines, de ésta cadena, etc. pero desde luego no encaja con la forma de programar de los cines de estreno de por aquí.

Veo que exhiben LA PIEL QUE HABITO y BLACKTHORN. No sé yo si Warner y Alta hubiesen dado copia a un cine de estreno de una ciudad importante en España sabiendo que iban a tener una única sesión al día. No entrando de estreno directo, quizás (un mínimo de tres semanas después del estreno nacional).

Hay que tomar nota de todo. Y aprender de aquello que funciona en otros sitios. E importarlo si se puede y adaptarlo a los hábitos de consumo del público local. Incluso los hábitos se pueden cambiar. Eso sí, con paciencia, mucha paciencia.

fernando dijo...

Miskatónico,si que han puesto una copia de Arriety en VOS,en los Yelmo Icaria (Barcelona).
En ese cine suelen poner las de Ghibli en VOS.

Esta semana me voy a verla,contaré.

Martin Pawley dijo...

Juan:

Sí, es una estrategia habitual de los Utopia: "programan" las películas, al igual que se hace en los festivales. No llenan con una misma película todos los pases a todas las horas, sino que cuidan los horarios, a veces con extrema sutileza, haciendo que coincidan una película A con otra B para estimular flujos de espectadores entre una y otra.

Otro hecho singular es que la programación está perfectamente definida con varias semanas de antelación (yo en Coruña no sé lo que puedo ver el próximo viernes a las 22:00). Eso le permite a los aficionados construirse su propia agenda de forma relajada: "hoy voy a ver la de Moretti y sé que dentro de ocho días aún estará en cartel la de Almodóvar". Y luego está lo del precio: la primera sesión, todos los días -también sábados y domingos- a 4 €...

Adri dijo...

No sé si alguien lo ha comentado, pero El Árbol de la Vida ha sido número uno con casi 1 millón de euros. Taquilla floja en general, pero excelentes cifras para el film. Aún así preveo un descenso masivo en el fin de semana que viene por el mal regusto que está dejando a los espectadores mainstream.

Anónimo dijo...

Con mi comentario sobre "la fe en el cine" restablecida por el número 1 de "El rey Leon", no me refería a formato, evidentemente, sino al hecho de que se haya recuperado el éxito de las reposiciones, algo que parecía haber pasado a mejor vida dado que en los últimos 20 años sólo las trilogía original de "La guerra de las galaxias" y "El exorcista" habían conseguido ser repuestas con éxito. Aún recuerdo los tremendos fracasos de los reestrenos de "Grease" en el 98, o de "E.T." en 2002.
Por eso, que el público vuelva a acercarse a los clásicos masivamente me reconcilia. Quizá debi indicar mejor que me reconciliaba con el público, más que con el cine.

En cuanto a lo que indica Martin de las filmotecas, estaría bien poder hablar con él privadamente... aunque no sé como hacerlo!!! En Filmoteca de Albacete se han exhibido ciclos Cifesa, Cine Polaco, Nuevo cine sueco, Fernán Gómez, Tarkovsky.... y la asistencia siempre ha sido alta. También es cierto que hay cine más reciente o más "popular", pero en una ciudad que no ha visto estrenadas "Inside Job" o NINGUN título Golem desde hace casi 3 años... me parece justo que el espectador pueda disfrutar de "La cinta blanca" (por ejemplo) más allá del DVD.
Como digo, estaría bien poder hablarlo en privado, pues es un tema muy distinto del que estamos aquí debatiendo, y muy especializado. (Martin, ¡si alguien me dice como, te escribo!)

Jalt Vader dixit.

Juan Herbera dijo...

Jalt Vader:

Por si te sirve (estoy seguro de que Martin no se molestará por ésta intromisión) Martin Pawley está en Twitter (@pawley). Eso sí, para conectar privadamente con él debes apuntarte y seguiros mútuamente. Si te animas, hazlo saber para seguirte yo también!

Lluís dijo...

Increíble que en los cines Splau de Cornellá cambien la entrada de El árbol de la vida por otra películasi los espectadores se aburren antes de 30 min. (Aunque dicen que lo hacen en todas las películas (?)) Leído en el diario ARA: http://bit.ly/qN8pxY

fernando dijo...

Esta tarde he visto ARRIETY y estamos ante otra obra maestra de Ghibli,una película sensible,delicada y hecha con un gusto casi exquisito,como todas las de la filmografía de Ghibli (para mi,la mejor productora de cine de animación a nivel mundial).

Una animación formidable,siendo la demostración definitiva de que las películas de anime lucen genial en HD (alguna había visto ya en Blu Ray),pero en el caso de Arriety es la primera animada japonesa que llegaba a cines de españa en digital (y la cuarta película de animación 2D que llega en digital,después de Chico y Rita,Winnie the pooh y Phineas y Ferb*) Y después de leer sobre el próximo proyecto de Ghibli,deseando estoy que Aurum la estrene.

*Esas 3 de Disney,y esta de Aurum,y este viernes Sherlock Films(-cines Verdi) se unen a la lista con Kerity,la casa de los cuentos que ira solo en Digital

-----------------------------------

Y uniendome a la charla sobre El arbol de la vida,a mi también me ha sorprendido ese nº1,y así pronosticándole (a ojo) para la próxima semana le hago una caida muy fuerte del 65-70%;ni su presencia en los Renoir y los Verdi le van a librar e su caida por:
-En los Renoir la de No habrá paz para los malvados lo va a petar (y creo que será el próximo nº1 superando a Con derecho a roce)
-En los Verdi la iniciativa de Verdi Kids eclipsará al resto de la cartelera

Curiosa,muy curiosa la propuesta de los cines Full HD,aun estoy pensándome si atreverme o no con El árbol de la vida,yo si que iría muy bien informado de lo que veré,de verla sería en la Fiesta del cine.

Keane dijo...

Fernando, me parece muy atrevido afirmar que la programación infantil de los Verdi va a eclipsar al resto de la oferta cuando es algo dirigido a un público muy concreto y que ni siquiera ocupará todos los pases de una sala. No creo yo que el espectador potencial de 'El árbol de la vida' sea ni de lejos el de 'Kerity' ni que Sherlock lo pretenda... y ojo, porque ni mucho menos quiero desprestigiar la propuesta.

Anónimo dijo...

Gracias Juan... eso sí, tendré que abrirme cuenta, porque ni tengo twitter, ni tampoco facebook... soy como los indios, que no se dejaban hacer fotos por si les robaban el alma...

JaltVader.

Juan Herbera dijo...

Lo que más me sorprende de la iniciativa de los cines Full HD de Cornellà es que lo focalicen en la película de Malick. Si realmente es política de las salas cambiar una entrada por otro título si el espectador sale antes de la media hora (buena medida, por cierto) yo no hubiera personalizado la nota con EL ÁRBOL DE LA VIDA. Me hubiese limitado a recordar cual es la medida vigente en el complejo sin "señalar" a un título en concreto al que, quizás sin quererlo, se está calificando de polémico y aburrido de antemano.

Habrá quien dirá que éste tipo de películas no deberían estrenarse en todo tipo de cines. Y habrá quien defenderá que hay que llevar el cine más "difícil" al público más comercial. Otro debate muy interesante.

Madavar dijo...

La agencia de ventas Wild Bunch adquiere la mayor parte de la distribuidora Vértigo Films: http://www.variety.com/article/VR1118043092?categoryid=13&cs=1&cmpid=RSS|News|LatestNews&utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter

Seguro que la fuerza de Wild Bunch le da un empujón a Vértigo en la distribución de títulos importantes. Suerte!

fernando dijo...

Una muy buena noticia para Vértigo,pues necesitaba ese empujón,y además la Wilnd Bunch es precisamente una de las agentes de ventas potentes.

Además,la distribución en españa necesitaba la entrada de un potente grupo europeo.

Martin Pawley dijo...

Jait:

Puedes escribirme a oscar@cienciaecinema.org, por ejemplo.

Que quede claro que no quería menospreciar en absoluto la programación de la filmoteca de Albacete. La proyección en VO de cualquier cosa me parece una bendición, pero ese papel en Coruña lo cumple de forma más estable el Fórum Metropolitano, de titularidad municipal. El CGAI puede permitirse contenidos más radicales, y en ese sentido su programación comparte a veces espíritu (e incluso esfuerzo) con festivales como Gijón o el ahora parece que moribundo Punto de Vista, o con centros tipo CCCB o La Casa Encendida. Se cuentan con los dedos de una mano los espacios que hayan proyectado en España la obra de James Benning, Peter Hutton o Nathaniel Dorsky, leyendas del cine experimental; pues bien, en el CGAI se han visto retrospectiva muy completas de los tres.

Saludos!

Fernando Bote dijo...

Hola. Pensaba que iba a desaparecer el blog pero no ha sido así. Me alegro un montón.

Para empezar a hablar voy a empezar comentando que lo del cine para el fútbol. Veamos como los estadios españoles sólo se llenan en el Bernabeu y el Camp Nou y en los demás no llegan ni a la mitad. Mientras que en Alemania donde las entradas valen ¡¡¡15 euros!!! están a reventar.

Sobre lo de El árbol de la vida como número 1 me parece increíble. Pero debo decir que ha sido más por la falta de cultura del que asiste al cine. Yo no voy mucho pero cuando lo hago me veo el trailer, la sinopsis oficial y la valoración de las críticas en Sensacine en donde me dicen un poco hacia dónde va.

Sobre el Rey león como primero me demuestra que la gente prefiere ver algo bueno doscientas veces que lo malo una sola. "Más vale lo malo conocido, que lo bueno por conocer".

Por cierto Juan lamentablemente no tengo un dispositivo como el Iphone para conseguir la aplicación y tengo curiosidad por saber cómo la ha ido a Quemando suerte en Vecindario (donde se ha estrenado el 16).

Juan Herbera dijo...

Fernando Bote:

Yo tampoco tengo iPhone. Y aunque lo tuviese tampoco tendría acceso a ese nivel de detalle en la información que solicitas. No puedo atenderte. Sorry!

Fernando Bote dijo...

Don't worry. Por cierto comentáis acerca de que el cine español va a estar entorno al 20$. Cine y tele ha hecho un gráfico y, sinceramente, dudo que llegue a conseguirlo.

http://www.cineytele.com/noticia.php?nid=34562

Anónimo dijo...

Como bien decía Juan, en lo de los títulos a proyectar en un cine y los que deberían ir a un museo, hay otro debate, y muy rico. Abro ese debate a cuento de que Martin ha hablado de tres "cineastas" experimentales en su último post: James Benning, Peter Hutton y Nathaniel Dorsky, aunque se que Juan se refería a Malick y su última película.
Desde mi punto de vista, "El arbol de la vida" es una película de ficción, con arriesgadas decisiones narrativas, pero que busca ante todo contar una historia con imágenes deslumbrantes, sin caer en el abstracto, por lo debe y merece pasarse en cines convencionales. No es el mismo caso, por ejemplo, de Benning, cuyos documentales son quimeras y alardes de un ego artístico abstracto, y por lo tanto su lugar no estará jamás en cines (ni siquiera filmotecas) sino en espacios de arte contemporáneo, que lo ofrecen todavía sin valor, a la espera de que el tiempo dicte si su trabajo merece o no la pena. Recordemos los muchos "cineastas experimentales" que en el tiempo han sido.... y que hoy están completamente olvidados, y sus obras ninguneadas tras su aplauso inicial. Por eso no deberíamos caer en el error de intentar que todo el mundo "pase por el aro" de las propuestas radicales.

Los films que no buscan un público, sino tan sólo la satisfacción ególatra del autor, no suelen pasar la prueba del tiempo. Ahí tenemos los ejemplos de Hitchcock, Kubrick, Fellini, Ford... todos ellos preocupados por aunar arte y narrativa, para encontrar una satisfacción comunitaria en el espectador, frente a "popes" antiguos y modernos de la ruptura, como los hoy trasnochados Pasolini o Antonioni o los actuales Manoel de Oliveira o Albert Serra, sobre los que sólo el tiempo dirá si su cine sobrevive, pero que claman por la individualidad.

Jalt Vader dixit.

picolandia dijo...

Decir que Antonioni está trasnochado es como decir que La Velvet Undergound o Captain Beefheart están trasnochados y sin productos de su época.

Hombre, pues no. Sigue siendo no sólo un cine válido sino inspirador para muchos cineastas.

Anónimo dijo...

Picolandia.. sabía que meter en ese saco a Antonioni provocaría cierto estupor... pero precisamente meter a Antonioni (cuyo trasnochamiento o no queda por tanto en lo discutible) deja "con el culo al aire" o como "indiscutible" que Pasolini sí se ha quedado en su época.
En cualquier caso, para decir lo que dije me baso en una sóla cosa: la capacidad de hacer "nuevos fans" de los autores indicados... FNAC hizo una edición de lujo hace un par de años de "La aventura" y se la han tenido que comer con patatas, ofreciéndola en los últimos meses a apenas 9 euros (y menos) en sus centros como material de liquidación. De ahí lo que decía: su cine no encuentra nuevos fans, no es el cine de Bergman, o el de Fellini. Ver "La noche" hoy no es disfrutar una experiencia diferente, como pudo serlo en su momento. Ver "Belle de Jour" o cualquier Buñuel de los grandes sí.
De todos modos, discutir sobre autores no era mi intención... por lo que creo que sería mejor retornar al debate sobre lo que es cine y lo que no lo es, a la hora de incluirlo en un museo o en una sala cinematográfica...

Jalt Vader.

Juan Herbera dijo...

Fernando Bote:

Muy interesante la gráfica de Cine&Tele (aunque es un estudio de la consultora MRC). Falta, no obstante, decir cual es el acumulado (en cuota) hasta el mes de agosto. A mi modo de ver ese es un fallo importante. Puede haber habido meses muy buenos y otros muy malos pero el porcentaje que supone el cine español está en función de la recaudación global. Y ese dato, interanual, no lo facilitan.

Aun con todo, yo también intuyo que costará llegar al 20% anual.

Martin Pawley dijo...

Jait Vader:

Decir que Pasolini o Antonioni están trasnochados es un disparate. Puedes decir que no te gustan, que te aburren, que sus películas te parecen feas... lo que te plazca; pero para mí y para una legión de cinéfilos de todo el mundo sus obras son extraordinariamente valiosas y por lo tanto en absoluto se han quedado caducas. Es falso que no tengan vigencia, siguen siendo enormemente influyentes (y para más inri yo siento especial debilidad por la obra de Pasolini).

Me parece muy bien que a ti te guste únicamente el cine narrativo, igual que hay lectores que solamente leen novelas. Hay otros que además leemos poesía y ensayo, por poner dos ejemplos. Con el cine pasa lo mismo. Yo disfruto muchísimo -ni te lo imaginas- viendo las películas de James Benning, por supuesto en pantalla grande, y sí, en una filmoteca, claro que sí, para eso están. No para que la gente "pase por el aro", sino para ofrecer un abanico amplio de propuestas fílmicas diferentes, que demuestre la diversidad de la creación contemporánea.