miércoles, 8 de junio de 2011

'PIRATAS 4' (2,3M€) MANTIENE EL PRIMER PUESTO ANTE 'X-MEN 5' EN LA FOTO FINISH

No acabamos de remontar, las cosas como son. Veníamos de un fin de semana algo más corto en taquilla por culpa de la final de Champions pero también por la falta de gancho comercial de los estrenos de la semana. Y de nuevo nos encontramos con un fin de semana que no responde como debería a las expectativas. Otra vez los mantenimientos son buenos o muy buenos (incluso con incrementos respecto a ocho días atrás) gracias a que el sábado se compara contra aquél afectado por el fútbol, pero nuevamente la decepción llega de la mano de las novedades, más concretamente en éste caso de una de las novedades, la que tenía que alcanzar el número uno y potenciar el conjunto de la taquilla. Y no ha sido así.


Entre el viernes y el domingo pasados se recaudaron 7.315.000€, consecuencia de 1.067.100 entradas vendidas. Es un incremento del 22% respecto al fin de semana precedente y del 19% respecto al mismo fin de semana del año anterior. Lástima que uno y otro fueron fines de semana flojos, con taquillas cercanas a los 6 millones. Así las cosas, el acumulado interanual se sitúa en 276,4 millones de euros recaudados y 41,5 millones de entradas vendidas en 2011 (el precio medio, por tanto, sigue situado en 6.7€). El año pasado se habían recaudado 295,6 millones de euros (un 7% más) y se habían vendido 43,9 millones de entradas (un 6%). Y en 2009 eran 261,9 los millones de euros en taquilla (un 5% menos que ahora) consecuencia de los 43,2 millones de espectadores (un 4% por encima de los de éste año). O sea, que prácticamente estamos como estábamos la semana pasada al comparar con los dos ejercicios precedentes.


Que la normalidad regresaba al conjunto de la taquilla lo demuestra el comportamiento de cada uno de los tres días. El viernes se recaudaron 1.694.000€, el sábado 3.213.000€ y el domingo 2.408.000€. La cifra del sábado es 1.89 veces más que la del viernes y la del domingo es 0.75 veces la del sábado. O sea, décima arriba, décima abajo, lo que apuntábamos la semana pasada (entonces decía 1.8 y 0.8 respectivamente). Visto de otra forma, sobre la taquilla total del fin de semana, el viernes supuso el 23%; el sábado el 44% y el domingo el 33%. Son éstos unos porcentajes que se repiten muy a menudo (insisto, punto arriba punto abajo), en la mayoría de semanas del año.


Como he dicho en repetidas ocasiones, éste blog tiene unos seguidores que van más allá de la mera lectura de cada post. La semana pasada el tema de conversación en los comentarios versaba entorno a si el actual modelo de explotación mayoritario, centrado en captar al consumidor más joven (target 15-25 años), era perjudicial o no para el funcionamiento del conjunto del mercado. Muy interesante el debate y muy enriquecedoras las aportaciones de unos y otros.


Todo venía como consecuencia de observar lo poco que duran en cartelera buena parte de los grandes blockbusters y del mucho espacio que ocupan en los complejos multisala con la consiguiente limitación de oferta de otro tipo de producto y aumento en el porcentaje medio que el exhibidor paga al distribuidor (la mayor parte de la recaudación se concentra en las primeras semanas que, normalmente, son las que más porcentaje de taquilla suponen en favor de las distribuidoras).


En paralelo se comentaba que el target más joven, ese que históricamente ha sido el más numeroso en asistencia a las salas, es el menos fiel y el más susceptible de dejarse deslumbrar por otras ofertas de ocio o, directamente, por las descargas ilegales.


Entiendo que todas las opiniones son respetables. Y todas tienen su punto de razón. Yo soy de los que piensan que la situación actual que vive el mercado del theatrical es consecuencia de prácticas puestas en práctica desde hace muchos años. Y si lleva tanto tiempo funcionando así es porque las partes implicadas (distribuidores y exhibidores) así lo han querido. Y si así lo quieren es porque les sirve para defender su modelo de negocio.


Fueron las multinacionales de la distribución las que decidieron, en su día, que había que apostar por explotaciones masivas: grandes inversiones en publicidad que generaban enorme expectación entre los consumidores, ansias de ver tal o cual título que debían satisfacerse cuanto antes: solución, muchas copias simultáneamente (cuando antes se estrenaba con pocas en todo el país y éstas iban rotando por multitud de cines y ciudades durante meses). Eso permitía recoger el dinero más rápidamente y eso, visto el modelo de relación con los exhibidores, significaba facturar a porcentajes más altos (menos estancia en cartel con taquilla concentrada en las primeras semanas). Y, de paso, se podía incrementar el número de títulos que llegaban al mercado (menos tiempo de ocupación media, más tiempo con pantallas disponibles). (Y, además, permitía colocar la película en el mercado del vídeo antes, más cerca del estreno en cine, beneficiándose así de la publicidad generada, del éxito obtenido, y aumentando el negocio de éste canal de distribución de forma muy sustanciosa).


Lo inmediato fue la proliferación de multisalas para dar respuesta a ese modelo. Multisalas que precisaban cuanto más producto mejor. Y especialmente el más comercial (si donde antes había un cine ahora había dos complejos, nadie podía permitirse el lujo de no tener el blockbuster que tenía el vecino, ¿verdad?). No importaba a qué precio. Lo importante era retener el máximo de clientes. Y si se perdía cuota de mercado se intentaba compensar con aumentos en el precio de las entradas y de los productos del bar.


Más o menos con éste modelo se han ido sucediendo los años. No me quejo de que los cines quieran ofrecer a sus clientes las películas más comerciales. Es no sólo legítimo sino razonable: ellos entienden que es la mejor forma de rentabilizar sus inversiones. Sí creo, no obstante, que se ha descuidado a una parte de los consumidores. No a aquellos que buscan otro tipo de oferta radicalmente distinta (esos buscan cines especializados en obras de autor, en muchos casos que exhiben en versión original subtitulada) sino a aquellos que, sin necesariamente renegar del producto comercial se sienten más cómodos con una oferta intermedia. Estoy pensando en aquellos que, queriendo ver, por ejemplo, EL INOCENTE en cuarta semana el domingo a las 6 de la tarde, se encuentran con que esa sesión ha sido suspendida (muchas veces sin previo aviso) para proyectar una cuarta o quinta sala de la tercera semana de PIRATAS DEL CARIBE 4 o del estreno de X-MEN: PRIMERA GENERACIÓN.


Creo sinceramente que con criterio y objetividad a la hora de programar en muchos de esos complejos cabría atender a los dos públicos satisfactoriamente. Sin renunciar a ofrecer el blockbuster de turno ni al negocio (directo e indirecto) que éste genera se podría mantener una oferta más variada accesible a otros consumidores potenciales. Eso fideliza a más de un target y, de paso, puede suponer algunas décimas de reducción en el precio medio que el cine paga al distribuidor al cabo del año.


Sé que es un debate abierto, amplio, con muchas aristas. Y que hay multitud de casos concretos que confirmarían o desmentirían lo aquí apuntado. Si ésto sirve para recapacitar al respecto, es más que suficiente.


Vayamos a la taquilla título a título (aunque a éstas horas, ¿quién no sabe los resultados de las películas más destacadas del ranking?).


PIRATAS DEL CARIBE: EN MAREAS MISTERIOSAS mantiene el primer puesto contra casi todos los pronósticos. Desciende un discreto 27%, consecuencia de un buen sábado que no tuvo la semana anterior (cae un 40% viernes y domingo y repite cifra el sábado), con lo que recauda 2.265.000€ en su tercer fin de semana para llegar a 13.640.000€ y 1.900.000 espectadores. Los 15 millones ya están garantizados. Se ha producido en parte el ajuste a que aludía en el artículo del miércoles pasado. Y ahora debe apuntar a 17 o 18 millones. Está por ver. La recaudación del 3D sigue siendo el 45% y los espectadores el 37% del total. Ojito.


X-MEN: PRIMERA GENERACIÓN (Fox) debía ser la alternativa que desbancase a Disney del lugar de privilegio. Pero le ha faltado algo más de fuerza. Se ha quedado en 2.260.000€ y 344.000 espectadores en sus tres primeros días, cifras conseguidas en 363 cines (6.225€ de promedio) con 427 copias (5.292€ por cada una) exhibiéndose en 531 pantallas (4.256€ por sala).


Cabía esperar algo más viendo el comportamiento de las otras películas de la saga. Bien es cierto que en su mercado de origen tampoco esperaban que ésta superase aquellos registros pero probablemente sí que se acercase algo más. La falta de los mismos actores a buen seguro ha jugado en su contra, aunque los fans (como veremos al analizar el resultado día a día) no parecen haberla dejado sola.


El viernes supuso el 28.5% de la taquilla del fin de semana, el sábado el 40% y el domingo el 31%. La cifra del sábado es sólo 1.4 veces la del viernes mientras la del domingo es un 0.8 de la del sábado. Por tanto, la excepcionalidad está en un viernes más potente de lo normal: ese es el efecto fan, que se concentra en el primer día de exhibición.


Siempre digo que los cambios en el mercado recomendarían hacer comparativas que no se vayan demasiado atrás en el tiempo. Y suelo fijar ese margen en cinco/seis años. Por tanto, el resultado de las dos primeras películas de la saga deberían observarse sin convertirlos en referente (2.3 millones con 273 copias en su primer fin de semana la primera en 2000, 2.4 millones la segunda en 368 cines en 2003). La tercera llegaba el 26 de mayo de 2006 (Fox) y debutaba con 3.6 millones en 430 salas (8.370€ de promedio) y 672.000 espectadores. El último precedente, la historia de LOBEZNO (Fox), arrancaba con 3.3 millones y 475 copias (7.000€ de promedio) y 525.000 espectadores el primer fin de semana de mayo de 2009.


En realidad estamos ante una saga que siempre se comporta en España por debajo de lo que suelen hacerlo habitualmente los blockbusters en relación a la taquilla del primer fin de semana norteamericano. La cifra de apertura española de la tercera película supuso un 4% de la lograda en Estados Unidos; con LOBEZNO, ese porcentaje fue del 5% y con PRIMERA GENERACIÓN ha sido del 4%. Es decir, nos movemos siempre en los mismos ratios lo que demostraría que el trabajo de lanzamiento estaría bien hecho. Como ya he señalado en artículos anteriores, el porcentaje habitual se sitúa entre el 7 y el 10% (habiendo casos excepcionales que superan esa cifra).


No ocurre lo mismo con la respuesta en otros mercados como lo demuestran los 6 millones de Reino Unido, los 4.8 de Francia, los 3.4 de México, los 3.7 de Corea del Sur o los 3.5 de Australia.


Si repitiese el ratio de LOBEZNO, PRIMERA GENERACIÓN acabaría acercándose a los 6 millones como taquilla final (2.6 veces su cifra de apertura). Pero se oyen voces con insistencia que destacan las bondades de la película a diferencia de lo que sucedía con algunas de sus predecesoras. Si eso se tradujese en un mejor mantenimiento podría aspirar a 8 millones, lo que significaría multiplicar por algo más de 3.5 veces.


Completa el podio de honor el cuarto fin de semana de MIDNIGHT IN PARIS. Sumándose a la estela de aquellos títulos que recuperan lo que la Champions les robó, la de Woody Allen cede un puesto pero prácticamente repite taquilla (sólo se deja un anecdótico 2%) al recaudar 647.000€. Gracias a ello, supera los 4,2 millones de euros y los 662.000 espectadores y puede pensar en metas más altas que los cinco millones estimados hasta la semana pasada. Una vez se asienten las cifras la semana próxima podremos calibrar con más exactitud si 5,5 millones son poco horizonte. Parece que lo será.


En la misma línea se mueve SIN IDENTIDAD. Pasa del tercer al cuarto puesto con una recaudación de 364.000€ en cuarto fin de semana, lo que supone una inapreciable caída del 3.5% conformando así las buenas sensaciones apuntadas en las últimas semanas. Alcanza los 2.730.000€ y los 434.500 espectadores.


Quinta posición (pierde una) para PEQUEÑAS MENTIRAS SIN IMPORTANCIA que tiene un segundo fin de semana más que satisfactorio al subir un 15% su taquilla. Ingresa 256.000€ con lo que su parcial se sitúa en 582.000€ y 91.000 espectadores tras diez días en exhibición. Inicia así lo que debe ser una largo recorrido en la cartelera que le debe reportar buenas noticias en la taquilla acumulada semana a semana. Apunta a sleeper de los destacados.


Segunda novedad en sexto lugar. ¡QUÉ DILEMA! (Universal) debuta con unos modestos 186.400€ en 184 pantallas (mal promedio de 1.013€) congregando a poco más de 28.000 espectadores. Si a menudo decimos que hay un cierto tipo de películas que son de consumo propio y de difícil exportación (con un alto componente de descuento cultural según dicen los entendidos), esta sería un claro ejemplo: la taquilla de España es un 1.4% de la norteamericana (ya de por sí no muy boyante, con 13,3 millones de euros en enero pasado). Dudo mucho que sea un problema de lanzamiento o de posicionamiento. Sencillamente estamos ante un producto perfectamente prescindible. Algo que deberían entender mejor los grandes estudios.


Dos puestos cede FAST & FURIOUS 5 para, desde la séptima posición, recaudar 165.400€ en su sexto fin de semana, un 24% por debajo de lo logrado el fin de semana precedente. Acumula 9.645.000€ y 1.500.000 espectadores.


Otra que resiste el paso de las semanas es EL INOCENTE. Mantiene la octava plaza en el ranking al caer sólo un 7% en su cuarto fin de semana y sumar 161.700€ para alcanzar los 1.214.000€ y los 200.000 espectadores.


Mucho mejor aún le ha sentado la resaca futbolera a RIO. Vuelve al Top10 ganando dos puestos (del 11 al 9) e incrementando un 11% su recaudación al ingresar 132.600€. Su parcial está ya en 8.742.000€ (ha multiplicado por 6 veces su cifra de estreno) y la han visto 1.238.000 espectadores. Ha superado las previsiones que hice durante las tres primeras semanas de exhibición (coloqué su techo en 8,5 millones). Celebro haberme quedado corto. Una nueva demostración de cómo alargan su vida comercial las buenas películas destinadas al público infantil y familiar. (Aunque está fuera del Top10, pero aún dentro del Top20, algo parecido está sucediendo con HOP. Supera los 3,3 millones de recaudación y ya ha multiplicado por más de 6,5 veces lo logrado en sus tres primeros días. Honores merecidos).


Cierra el Top10 el sexto fin de semana de THOR, que baja tres peldaños al perder un 33% con sus 121.000€. Acumula 8.284.000€ y 1.136.000 espectadores.


EL ÁRBOL (Golem) entraba desde el puesto 17 con 31.000€ y 4.360 espectadores logrados en 14 pantallas (2.210€ de promedio) mientras el documental LA DOCTRINA DEL SHOCK (Karma) lo hacía desde la posición 29 con 6.535€ y 870 visitas promediando 1.635€ en 4 salas (casi la mitad de la taquilla corresponde a una sola pantalla de Barcelona). De las otras dos novedades de la semana (SCREAMING MEN y TODOS VOS SODES CAPITANS) aún no hay cifras disponibles. En cuanto lleguen las mencionaré en los Comentarios de éste post.


Para EL CASTOR no ha habido buenas noticias. Si ya entró bajo mínimos su segundo fin de semana la condena a salir de cartelera rápido y por la puerta de atrás. Pierde el 45% de la taquilla recaudando 100.550€ para acumular cerca de 370.000€ y poco más de 62.000 espectadores en diez días.


NOWHERE BOY cede un 17% con 20.700€ para alcanzar un parcial de 60.200€ y 9.500 espectadores; SENNA baja un 19% ingresando 14.100€ y quedándose en 43.300€ y 6.000 aficionados; BRUTAL BOX se despide al hundirse (pierde el 84%) con 640€ (suma 5.900€ y 870 entradas vendidas) mientras JACQUES LEONARD, EL PAYO CHAC baja un 37% recaudando 300€ y dejando su parcial en 1.500€ y 250 espectadores.


Antes de la despedida, un vistazo a cuatro títulos que siguen vivos en la cartelera y que ya se han convertido en sleepers de referencia en lo que llevamos de año: INSIDE JOB (acumula 470.000€ habiendo debutado con 24.300. Ha multiplicado por más de 19 veces); INCENDIES (398.000€ tras debutar con 67.600€. Multiplica por 6); HAPPYTHANKYOUMOREPLEASE (365.000€ acumulados con un inicio de 65.400. Multiplica por 5.6) y, finalmente, EN UN MUNDO MEJOR (922.000€ hasta el momento. Son también 5.6 veces los 165.600€ con que se estrenó). A las cuatro, chapeau y larga vida en la taquilla.


Semana de transición en cuanto a estrenos se refiere. Nada de lo que llega debe acercarse al podio lo cual podría hacer pensar en un fin de semana cuya taquilla global vuelva a ser decepcionante. ¿Nos levantará el ánimo KUNG FU PANDA 2 la semana siguiente y RESACÓN 2 la otra? Más vale (aunque yo ya tengo algunas dudas sobre la dimensión comercial de la de Dreamworks).

27 comentarios:

Gonzalo Martín dijo...

Hola, Juan.
El debate sobre la tipología de las películas no sé hasta que punto podemos abordarlo como estrategia y no únicamente como fenómeno de mercado.
Me explico: aunque las modas también funcionan, al final y como dices, manda el negocio de cada uno. Difícilmente se pone todo el mundo de acuerdo si no es rentable. Desde que empezó la revolución digital en todos los campos de la comunicación se repite un poco lo mismo: como si solo tuvieran capacidad de sobrevivir en el mercado lo muy grande y lo muy pequeño, mientras que el intermedio se queda sin espacio. Entendamos aquí por muy pequeño el cine de autor. Y por muy grande el blockbuster.
Yo creo que lo "intermedio" es carne de consumo directo en casa. Es una intuición. No puedo probarlo con datos o estudios. Básicamente porque hay que tener una razón para salir de casa y dedicar tu tiempo de ocio a algo que merezca la pena: por el lado alto está la conmoción social, por el lado bajo la fidelidad a autores conocidos de culto o la sensación que trasladan los festivales y las críticas respetadas. Seguramente, la película intermedia "puede esperar" y eso se traslada a la rentabilidad de la sala: mejor a lo que más da y más seguro es.
Puede que sea simple la explicación, pero creo que como te he dicho otras veces, no encuentro demasiado valor añadido ya en ver películas en el cine que puedo ver muy confortablemente en casa y con una experiencia integrada tan intensa como antes daba el cine. Deme una sensación de urgencia, porque si no...

Juan Herbera dijo...

Hola de nuevo, Gonzalo:

Entiendo tu razonamiento pero en ésta ocasión el corazón me obliga a discrepar.

Seguramente alguien me acusará de sentimental pero yo no quiero renunciar a disfrutar en una sala de cine de lo próximo de Woody Allen, Campanella, Fincher, Aronofsky, Scorsese, Malick, Coen, Almodóvar, Bayona, Amenabar, Coixet o Sánchez-Arévalo, por poner sólo unos pocos ejemplos.

Sigo convencido de que la experiencia en una sala de cine (eso sí, con todas las garantías de calidad en proyección y sonido y con unos estándares de confort notables) no es comparable al visionado en entorno doméstico o en otros dispositivos.

Y ese convencimiento, que probablemente surge del corazón y de toda una vida ligada al cine, me hace también creer que la cabeza estaría de acuerdo. Ahí entran en juego las experiencias adquiridas en gestión y análisis de mercado. Por eso decía yo que sin renunciar a los grandes acontecimientos cinematográficos (que son los que mayor volumen de negocio generan para las partes) se puede atender al producto intermedio.

Yo, sin ese producto, no entendería el funcionamiento de ésta industria. Puedo estar equivocado. Y si es así lo reconoceré y lo asumiré. Y si tengo tiempo, me sumaré a lo que venga. Pero mientras tanto, mientras la cabeza y el corazón me digan que es posible compaginar uno y otro producto, lucharé porque así sea.

Gracias, una vez más, por tus excepcionales aportaciones.

Anónimo dijo...

Pues bastante ha hecho "Qué dilema" para lo poquísimo que se había hecho notar. Y este viernes "Almas condenadas", que se anuncia en 3D y acabará saliendo únicamente en 2D, es de suponer que de modo técnico. Universal se está quitando esta serie de títulos como puede.

coxis dijo...

Hay una cosa que apuntas que me parece fundamental sobre la pérdida de un tipo de público que acude-acudimos al cine: y es que hay semanas que prácticamente no tenemos oferta salvo que queramos pasar por el aro del blockbuster de turno (¿había tantos antes? ¿no hay sensación de un cierto hartazgo de película llegada para arrasar en el primer fin de semana y ser olvidada con rapidez?). Muchos domingos uno se reprime de ir al cine porque la película que te interesa -salvo excepciones como Allen o ahora la francesa con Marion Cotillard- si no la viste la primera semana ya sólo la dan a las 22:30 ya que la mayoría de las salas las ocupan los Piratas o los X-Men (que luego no llenan tanto como parece).

Anónimo dijo...

Barton Films estrenará "Los colores de la montaña" con 12 copias, y ninguna de ellas en Barcelona como viene siendo habitual en ellos.

Anónimo dijo...

Coxis da en el clavo de la sensación general que tenemos los que vamos al cine. Para entendernos rápido: Vas a ver "El inocente" y te la han quitado porque en esa sala en esa sesión que tú ibas, ponen el sábado "Piratas del Caribe 11 o 25, tanto da". Entras y ves que la sala está casi vacía. Porque se han apurado a darla en 3 salas en vez de dos, "por si acaso". Por si llenaban las otras, sacrificando "El inocente", película que yo iba a ver. La consecuencia: que la próxima vez que sea sábado y mi mujer me pida salir a cenar, saldremos a cenar. Pero SOLO A CENAR. El cine queda descartado. ¿Para qué, pudiendo alquilar un BluRay y verlo en casa?.
Ese es el problema principal. No se han dado cuenta de nada. Ni tienen interés en darse cuenta. Los exhibidores siguen pensando que no hay nada como el cine. Mire: yo si voy al cine es por dos razones:
1. Tengo 15-25 años. Me apetece ver la película puntera: osea, la de hoy. No me la ofrezcas mañána porque la quiero hoy.... y si me la ofrece internet... no iré al cine.. porque la prefiero gratis.
2. Tengo 25-45 años (o más). Me apetece salir con mi mujer, como cada fin de semana, y cenar fuera. Tras la cena iremos al cine. Y no nos gustan las películas para niños..... porque si no tenemos no nos interesan y si tenemos ya iremos a verlas con ellos el domingo a la sesión de niños (primera o segunda de la tarde).

Concretando: los exhibidores la han cagado. Y están recogiendo lo que sembraron.. un cúmulo de despropósitos. Aún recuerdo cuando grandes cadenas rechazaron "El hijo de la novia" porque era argentina y "no iba a ir nadie a verla". Al final fue un taquillazo. Igual pasó con "El secreto de sus ojos". Y ahora está pasando con la última de Woody.. pero Alta Films ha espabilado y los exhibidores también. Ojalá todo sea en el futuro como con este "Midnight in Paris". Ojalá. Pero no creo. No soy optimista al respecto. El cine morirá de mano precisamente de los grandes estudios. Pero.. siempre nos quedará el BD.

Jalt Vader dixit.

Gonzalo Martín dijo...

Juan, claro que sí: la experiencia de sala puede ser estupenda. Lo que señalo es cuántas veces lo es y para cuántos y en qué situaciones.

Decía Erik Schmidt, el ex CEO de Google, que si no tenías un adolescente en casa, debes comprarte uno: no podrás entender cómo consumen los datos. De la misma forma, pienso que hay que verles consumir ocio. Yo uso mis sobrinos: educados en la tele y la play.

¿Para qué van al cine? Para ver las sagas que les emocionan. Nada más: un acontecimiento social que contarán y/o quieren ver con sus amigos. Les encanta ver películas en casa, en su DVD venga de donde venga la peli. Llegan al cine clásico o al blanco y negro por sus mayores y porque se fían de nuestra recomendación en un consumo familiar. Pero no les veo yendo al cine a ver "películas intermedias".

¿Es la actitud de todo el mundo? No es que no sea "mejor" la sala, es que creo que no es competitiva para la mayoría de los títulos para la mayoría del público. Y que esa tendencia se acentúa. El evento social, sí. La rutina de ver en el cine por ver en el cine, no. Por eso creo que, y te insisto en que es mi intuición, el espacio se reduce y que el mundo del entretenimiento emergente es otro.

Juan Herbera dijo...

Tenemos datos de uno de los estrenos del viernes. En concreto de la película gallega TODOS VÓS SODES CAPITÁNS. Aunque parece haberse estrenado en 3 salas, sólo hay cifra de una de ellas: 119 espectadores, 809 euros en el fin de semana.

Juan Herbera dijo...

Ineteresante reflexión la que me llega vía mail de un lector ya habitual en ésta zona de comentarios, Martin Pawley.

Dada la extensión lo cuelgo en dos partes. Ésta es la primera:

Juan,

Me ha gustado mucho tu último post, esa reflexión sobre la evolución
del mercado "theatrical" en los últimos años, encaminada hacia una
estrategia de negocio cada vez más rápida. También tu defensa en los
comentarios del consumo en la sala de cine, que yo también comparto y
que debe ser compatible con otras fórmulas de comercialización. Y no
es una cuestión romántica, no. Primero porque no está claro que esas
fórmulas alternativas (VOD, Internet, etc) puedan generar ingresos
suficientes como para mantener el sistema en dimensiones equivalente a
las actuales (¿alguien pagaría 7 € por ver una película en casa?),
segundo porque la especificidad del cine va asociada a un ritual que
para mí no es un asunto menor: acomodarse a unos ritmos impuestos por
el hecho de ir a la sala, el visionado compartido con otras personas,
etc. La forma de ver películas en casa es evidentemente diferente (no
discuto si mejor o peor, pero sí diferente), y eso necesariamente
afecta al producto cinematográfico.

Creo firmemente que cada año hay un buen número de películas que
merecen mucho la pena, y nunca tuvimos como ahora acceso a una
diversidad de cinematografías tan grande. Pero también está claro que
la época dorada del cine de Hollywood lo fue porque en aquel momento
en EEUU se llegaban a vender 4000 millones de entradas cada año, ¡4000
millones! Había una variedad inmensa de espectadores y eso
posibilitaba una variedad inmensa de películas, de toda condición.
Productos que hoy tenemos por clásicos serían impensables hoy en día,
se considerarían obras ideológica y artísticamente muy radicales. Hay
mucha gente que afirma que el mejor cine de Hollywood está en las
series de televisión; yo no lo creo (no veo apenas televisión, por
otra parte), pero sí puedo entender que cierto público adulto se
encuentra más cómodo con propuestas "de calidad" que le llegan gratis
a través de la tele (o de Internet) que con el cine mainstream que
representan los X-Men o Piratas del Caribe, orientado a un target más
bien joven.

Sigue...

Juan Herbera dijo...

...continuación

Es cierto que muchos cinéfilos que lo eran en los 80 o primeros 90 han
sido prácticamente expulsados de las salas (quizás exagero, pero
permíteme la provocación). Es cierto que han cambiado los hábitos de ocio y de consumo. También es cierto que sigue habiendo mucha gente dispuesta a ver películas, incluídas las menos comerciales. En los festivales, en las filmotecas, hay mucha gente abierta a ver "otras cosas". Pero muchas de esas personas no van al cine convencional, aunque programen esas mismas películas. Quieren ver Kiarostami, pero quieren verlo gratis, o a precio de filmoteca. Si por un casual lo programan en un multiplex no acudirán, "ya la verán por otras vías".

Me parece que respecto de ciertos contenidos culturales no falta
público interesado, lo que falta es gente dispuesta a pagar por ellos
el precio que impone el mercado. "Si no la veo ahora, la veré cuando
se edite en DVD, o cuando la pongan en la casa de cultura de mi
ciudad, o la descargaré de internet, o en la tele, y si no no la veo y no pasa nada, hay muchas otras películas". Eso nos acaba pasando a todos, para qué negarlo.

Y ahora, la pregunta del millón: ¿por qué sucede eso en España? ¿Por
qué aquí se han ido perdiendo en un lento goteo millones de
espectadores, mientras en Francia el año pasado tuvieron cifras
record? ¿Por qué Francia, con sólo un 40% más de habitantes que
España, casi duplica el número de entradas vendidas? Algo hemos hecho
mal, ¿no? Hay muchas razones, seguro: el sistema educativo, el modelo de televisión pública, la política de precios, la programación de las salas... quizá todo eso influya. No se trata de errores que se puedan corregir en unos meses, hacen falta años de esfuerzo sistemático para
reconducir la situación, si es que queremos hacerlo. La realidad es
que la curva de espectadores apunta hacia abajo, y que los ingresos
han ido en ascenso a costa de subir los billetes, pero ¿hasta cuando?
Si sigue descendiendo el consumo de películas, llegará un momento en
que el negocio empiece a descender irreversiblemente y ni el 3D ni el
Imax ni nada de eso podrá aliviar la herida; quizá para entonces sea
ya demasiado tarde, igual que ya es tarde para soñar con las viejas
salas independientes en el centro de las ciudades. ¿Hay alguien ahí,
en el mundo de la distribución y la exhibición, que está pensando en
lo que puede pasar dentro de cinco, diez años? ¿Alguien está
analizando por qué aquí se pierden espectadores, pero no en Portugal
(es un mercado raquítico, sí, pero ¡es tan estable!) o Francia? Quiero
pensar que sí...

Anónimo dijo...

He leido todos los comentarios, y solo veo que "bilis", bilis que comparto y que por esa razon respondere mas tarde y tratando de estar mas calmado, yo todo lo reduzco a una expresion (no muy conocida), que estamos bajo "LA ESQUIZOFRENIA DEL PODER " y quien quiera entenderlo ahi esta, mas claro imposible.......

fernando dijo...

Pues ahora si me meto de lleno con mi opinión. (eso si,DIVIDIDO EN 3 PARTES)

PRIMERA PARTE

Empezaré hablando sobre el cine intermedio,empezaré diciendo que asoy un firme seguidor del cine intermedio,no,no lo doy por muerto,pese a que a algunos redactores de webs de cine les gustaría.
Antes las películas medias podían ser productos comerciales para toda la familia o bien productos de distribuidoras pequeñas pero que se hacen de notar (ahí tenemos el ejemplo actual de deaplaneta).

El cine intermedio sigue vivo,de hecho,es un tipo de cine que Sony defiende,no hay más que ver el ejemplo de Film District,distribuidora que crearon junto a (creo) gk films para lleavr un tipo de cine que no son taq El ejemplo más claro de todo esto llega mañana a españa: Insidious,en Hollywood reporter indican que Sony la compró para estados unidos (y estrenarla a traves de Film District) y de un modesto film que costo 1,5 millones de dolares ha salido ese taquillazo inesperado;es un buen ejemplo de cine medio que funciona y sigue vivo.
Y también podría ser el caso de Lionsgate y Summit Entertainment.

Pero (y voy a mencionarla directamente) si ha habido alguna major que ha intentado cargarse todo rastro de cine medio es la warner,intentado convertir cada pestiño en un evento revienta taquillas masivo (y no,no me gusta Harry Potter,no obstante considero dicha franquicia la asesina del cine medio),como están haciendo con la basura de traler de green Lantern,película cuyo trailer huele a más de lo mismo (y es eposter del protagonista y los aliens levantando los brazos es más patetico que la foto de portada de Belen Esteban en el magazine de El Pais).

Pero retomando el tema dle cine medio ahora;practicamente el cine medio actual se condensa en dos partes: películas hechas con cuatro perras que buscan taquilla (Insidious,Soul Surfer) o películas de autor que pueden ser perfectamente comerciales (Midnight In Paris,Hanna) (Hanna la vi ahce dos meses en la mostra de valencia y es un experimento fílmico alucinante al 100%,además qeu Joe Wright ha hecho la peli que le ha dado la gana)

fernando dijo...

SEGUNDA PARTE (y no por ello,la peor de la trilogía)

Ahora hablaré de la exhibición centrada en adolescentes.
el cine comercial (como su adjetivo indica) es un puto negocio (si,bueno,el cine independiente también es un negocio,pero vosotros me entendéis). Y com todo negocio pues los inversionistas,esos que tienen los ojos verdes con el símbolo del dólar,buscan aquello que les de más dinero.
así que analizando y analizando públicos,¿que público se gastará más dinero con solo unas imagenes de dos tíos disparando con sus pistolas a putna pala? Pues el sector adolescente.

Pero eso no pasa solo en el cine,pasa en los viedeojuegos y hasta hace bien poco pasaba más en la música que en el cine,la fijación de la música en el sector adolescente era obsesiva,especialmente en los años 90. (fijaos si ha habido cantantes que se han quejado de que a sus conciertos no pudiesen entrar adolescentes por la venta de alcohol)

Entonces,¿que pasa? Que el cine tiene una mayor influencia social que los videojuegos o la música,en el caso de los videojuegos o la música,estos se pueden consumir en casa.
pero el cine es LA ACTIVIDAD SOCIAL POR EXCELENCIA Y LA MAYOR IMPACTO CAUSA,esa,dicho friamente,es una de las razones por als que me gusta el cine;por que conociendo el cine se puede conocer a las personas,por la influencia.

Y la adolescencia es la edad en que mayores influencias se reciben y más hondo calan;algo que han visto los 6 grandes para crear en algunos casos bazofias,en otros casos buenos productos (de hecho,yo ya dije que la última de piratas me gustó) que les dejan una millonada de dólares.

Aunque como dije Jalt Vader (tus aportaciones son grandísimas) y aplciandolo a mi contexto,el público adolescente de ahora se ha visto enormemente influenciado por internet y por ello están dejando en parte las salas,pero no terminan de renunciar al acto social por excelencia.
no obstante,las soluciones a ese abandono las comento en la tercer parte.

fernando dijo...

TERCERA PARTE

En esta última parte hablaré sobre la situación en españa aunque también hablaré de IMAX.

En españa no hay la misma cinefilia que en Francia o incluso que en Japón (mis dos mercados extranjeros favoritos),no hablo de por que sena paises con mas población,sino por muchos y diversos motivos.

Tal como afirma Martin Pawley no existe en españa un aprecio a la cultura cinematográfica como se da en francia o incluso en portugal (ahora pondré un buen ejemplo),por que en el sistema educativo no hay una educación que estimule la cultura (y aquí hablo de todo tipo de expresiones culturales),que la haga parte de la vida diaria (algo que entre lienas reivindico epenelope cruz en su discurso en los oscars),no obstante a Javier Bardem y Penelope cruz en españa se les critica mucho mientras que a rafa nadal (que en el fondo es tan cualquiera como pe o Bardem) se le admira,aunque el tema del culto al deportista (que no culto al deporte) que hay en españa es un caso aparte y algo único en nuestro pais (bueno,algun caso se da en estados unidos).
Pero lo que quiero decir es que tampoco en medios de fuerte impacto social como pudieran ser la televisión (más allá de la 2) o los periodicos gratuitos se busca el fomento de la cultura,sino la promoción mainstream que es por la que reciben dinero de las grandes compañias (¿como se ha conseguido que españa haya sido el único pais europeo no anglosajón que el publireportaje 3D de justin bieber tuviera un lanzamiento comercial cuando en el resto fue un técnico?).

Y como ya lei en una entrevista,en españa no se valora el esfuerzo que hay detras de una creación cultural,no obstante,la gente se limita a tachar de "vividores subvencionados" a casi todos los cineastas del pais.

¿Que implica todo esto?
Pues el descontrol en la exhibición que se ha llevado a cabo,por que aquí las distribuidoras (más allá de "las 6",que enrealidad eran 5 cuando se infló el tema) no creo que hayan provocado el panorama actual.

Como ya se comentó en un artículo de fotogramas la masiva construcción de centros comerciales lo cambió todo,y cuando digo todo,no hablo solo del cine,pero LOS CINES SON EL SUSTENTO PRINCIPAL DE LOS CENTROS COMERCIAL,SEGUNDO GRAN ELEMENTO DE LA BURBUJA INMOBILIARIA,MARCA DE LA ESPAÑA DEL SIGLO XXI

Y fue con eso que todos los centros querían sus multicines,y como solo los grandes exhibidores tenían dinero para mantener estas salas pues se infló la burbuja,y con ello,las salas de los grandes exhibidores,que dos de ellos eran regentados (en aquel entocnes) por tres majors (Warner y United International Pictures).
Cuando hablo de aquel entonces habló de la inflada de la burbuja.

¿Que pasa ahora que la burbujá explotó e internet todo lo cambió? Pues una situación de confusión que vivimos actualmente,aunque distribuidoras como Alta,Karma,A contracorriente pero sobre todo,sobre todo,sobre todo,Avalon usan las redes sociales para dar a conocer sus novedades (el pelotazo de Avalon con The walking dead le ha puesto en la cima y ha ayudado a conocer el resto de sus novedades) y es que como comentó Pau Brunet,Avalon ha conseguido con solo su promoción interior sacarle partido a un título tan pequeño (en españa) como Tournée y ahora con 13 assasins están consiguiendo la atención en redes sociales.

Pero (y este es el último apartado) volviendo a los grandes complejos de cine adolescente,me parece interesante (y necesaria) la evolución de IMAX,pues viene a poner un poco de orden en tanto descontrol de programación en salas,con todos esos interlocks y contraprogramaciones.
Pues la sala IMAX es de copia única y nada de esas tonterias de ir pasandola entre salas que impiden que otros títulos se programen.
Por eso me parece interesante que Cinesa haya comenzado a exhibir en IMAX,de hecho la sala de Mallora es un éxito rotundo (el becario del ABC no tiene ni idea de hacer el títular,aviso) http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=843161
y espero que Cinesa traslade esta idea de IMAX a otros cines.


FIN DE LA TRILOGIA

Juan Herbera dijo...

Para sorpresa de muchos, INSIDIOUS apunta a ser la película más taquillera del fin de semana.

Aurum habría conseguido así rentabilizar el buen boca-oreja que la película generó en su estreno doméstico donde arrancó con algo menos de 10 millones de euros.

INSIDIOUS estaría en camino de lograr una taquilla de entre 1,7 y 2 millones de euros (entre un 18% y un 21% de la taquilla USA) mientras PIRATAS 4 quedaría por detrás y X-MEN caería al tercer lugar con un porcentaje de descenso muy acusado.

Una vez más, mi intuición por los suelos!!. De entrada, la enhorabuena a Aurum por saber dejarnos en evidencia.

Anónimo dijo...

Loable iniciativa de los cines Golem: permitirán durante los meses de junio, julio y agosto acudir a los menores de 30 años entre semana a ver cualquier película por solamente 3 euros.

coxis dijo...

Mi querido Juan no sé si servirá como termómetro de por dónde irá la taquilla pero ayer viernes todos mis alumnos de 2º de E.S.O. hacían plan para ir a ver el susodicho Insidious (idéntica conversación escuché cuando se estrenó Fast & Furious 5)

Madavar dijo...

Mis felicidades a la gente de Aurum por el resultado y por haber dado en el clavo con esa campaña de las reacciones del público durante una proyección.
Y todo esto con una peli de poco más de 1 millón de euros de presupuesto. Mientras, en España se siguen haciendo pelis de 5 millones sobre la guerra civil que no llegan a recuperar ni una quinta parte.

fernando dijo...

Pues yo si que me esperaba que INSIDIOUS (me ire a verla el martes) fuese número 1.
Piratas tiene descensos notables y X-men se veía venir su hundimiento en segunda semana.
Yo esperaba que Hanna o Insidious fuese numero 1.

No obstante,Hanna ha quedado por debajo de lo que esperaba.

Anónimo dijo...

Tal y como apunta Fernando yo también suponía que Insidious conseguiría buenas cifras (lo de número 1 o 2, tanto me da), pero sí buena taquilla inicial y buen mantenimiento medio. Era de esperar dadas dos cosas: la expectación y la escasa prsencia de copias de calidad en los medios "no legales", además de la falta de otros títulos de interés esta semana.
En cuanto a lo que dice Madavar.... perdona que te lo diga así, pero eso es una leyenda urbana. El cine sobre la guerra civil existe y debe seguir existiendo. Lo que me molesta es que sólo los españoles nos quejamos de él, mientras en USA se hacen innumerables films sobre la IIGM, o sobre Vietnam, o sobre Corea, sobre Irak... y la mayoría no recuperan ni lo que cuestan. ¿Recordamos "Windtalkers" o "Cuando eramos soldados"? ¿Recordamos en Francia "Indígenas"? ¿Recordamos la gran cantidad de "Sophie School", "Mein Fuhrer", "La vida de los otros" o "El hundimiento" qu se hacen en Alemania? Y no hablemos de Reino Unido... Por favor, un poco de seriedad. Cada pais es juez y parte de su propia historia, y no pretendo que los americanos o los belgas nos cuenten qué ocurrió en nuestra guerra civil. Estoy harto de ver películas americanas sobre su guerra civil. Harto. Desde "Lo que el viento se llevó" hasta "El seductor", pasando por varios miles de películas más sobre el tema.
¿Que en España se hacen sobre la guerra civil? ¡¡Claro!! ¿Las preferías sobre Vietnam?

Jalt Vader dixit

Madavar dijo...

A lo que me refería con ese comentario es la indiscutible desconexión de la temática del cine español con el público, y los presupuestos elevadísimos con los que cuentan. No es lógico que se pueda hacer una película con muchísimas opciones comerciales como Insidious con apenas un millón de euros, y que Vicente Aranda tenga presupuestos de hasta 11 millones para películas fracasadas de las que nadie se acuerda.
No soy presciptor de nada pero sí serio en mis comentarios.

Madavar dixit.

Anónimo dijo...

Pero Madavar... reconoce que eso es juzgar muy parcialmente el cine español. Es como decir que el cine americano no debería seguir haciendo películas de animación sólo porque "Marte necesita mamás" haya costado 150 millones (o 250, no lo recuerdo ahora) y no haya dado un duro en taquilla.
En España película como "Solas" o "La buena estrella" fueron tremendos éxitos con presupuestos exiguos. Del mismo modo, la última de Torrente con un generoso presupuesto ha sido también un éxito. Tenemos ejemplos de ambos casos en todas las filmografías. O es que los franceses no tienen también títulos que fracasan habiendo invertido mucho en ellos, o que triunfan invirtiendo muy poco?

Otra cosa es que nos planteemos por qué el cine de género español no funciona en nuestra taquilla, mas allá del terror (y con frecuencia ni eso). Sin embargo el cine social y el cine "comprometido" suele funcionar mejor. El motivo?? Ni idea. Pero ojalá fuese diferente. A mí también me gustaría que nuestro cine popular fuese como "Nada que declarar" en Francia o "Manuale d´Amore" en Italia.

Jalt Vader dixit

Juan Herbera dijo...

Parece que INSIDIOUS se ve afectada también por ese efecto llamado fanbase, o sea, que los que se han sentido muy atraídos acuden sobre todo el primer día.

De ahí que la subida de sábado a domingo sea bastante modesta con lo que el fin de semana apunta ahora a quedarse alrededor de 1,5 millones.

Le da para conseguir el primer puesto, lo que no dice mucho de la potencia de la taquilla en su conjunto (superará por poco los 6 millones de euros).

PIRATAS será segunda con una caída inferior al 50% y X-MEN será tercera con un descenso por debajo del 60% (aceptable).

MIDNIGHT IN PARIS estaría por detrás bajando alrededor del 25% y HANNA entraría quinta.

Anónimo dijo...

Insidious numero 1 es una buena sorpresa, la verdad. Creía que haría bien, pero no tan bien. Creo que han acertado en posicionar la pelicula, y además deja muy buen boca a boca. La apertura de 1,5M es mas que el doble que sus "primas" de Paranormal Activity y la situan en los tops de estreno de cine de terror.

Si sigue la trayectoria que ha tenido en otros países, además puede ser un sleeper con caidas pequeñas. La competencia es fuerte con grandes blockbusters pero las vacaciones escolares / universitarias están al caer....

Anónimo dijo...

Por si alguien no lo ha leído, os dejo un enlace a un artículo aparecido hoy en EL PAIS, donde se habla del fin de la burbuja del 3D, y de cómo la bolsa está castigando los valores que apuestan por él....

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Wall/Street/desinfla/burbuja/3D/elpepicul/20110614elpepicul_1/Tes

Jalt Vader dixit.

Anónimo dijo...

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Wall/Street/desinfla/burbuja/3D/elpepicul/20110614elpepicul_1/Tes

fernando dijo...

En este mismo momento acabo de leer ese artículo.
Lo que esta claro es que los grandes complejos ya no llenarán todas sus salas de 3D.
En parte se veía venir,pues siempre,siempre,siempre,cuando algo causa euforia histérica-general se acaba desinflando,en cierto modo es como los 15 minutos de gloria mencionados por Andy Warhol.

Y sin necesidad de 3D,esta tarde me voy a ver una de miedo (Insidious) a la vieja usanza.